La exposición pasiva al calor aumenta el estrés en el corazón

Archivo - Cartelera digital con temperatura que muestra una ola de calor de 39 grados en un cruce de carreteras en el centro de Sevilla en España
Archivo - Cartelera digital con temperatura que muestra una ola de calor de 39 grados en un cruce de carreteras en el centro de Sevilla en España - ISTOCK/ RAYLIPSCOMBE - Archivo
Publicado: miércoles, 12 junio 2024 8:02

MADRID, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un experimento controlado en laboratorio por Instituto del Corazón de Montreal (Canadá) que incluyó tanto a adultos sanos como a adultos con enfermedad de las arterias coronarias (CAD, por sus siglas en inglés) encontró que la exposición pasiva al calor fue suficiente para aumentar el flujo sanguíneo miocárdico (MBF) en todos los participantes, independientemente de su edad y estado de salud, creando un estrés significativo en el corazón.

Los autores observaron isquemia miocárdica asintomática inducida por el calor en algunos participantes con CAD, lo que sugiere que estos adultos pueden beneficiarse al minimizar la tensión cardíaca durante el calor extremo al mantenerse frescos. El estudio se publica en ‘Annals of Internal Medicine’.

Investigadores del Instituto del Corazón de Montreal llevaron a cabo un estudio experimental compuesto por 20 adultos jóvenes sanos, 21 adultos mayores sanos y 20 adultos mayores con CAD para cuantificar los requisitos de MBF de la exposición al calor. En un laboratorio, se calentó a los participantes hasta que su temperatura central aumentó 1,5 grados Celsius (C), y se midió su MBF antes de la exposición y con cada aumento de 0,5 grados C en su temperatura central. Los autores encontraron que el MBF aumentó en todos los participantes cuando su temperatura corporal aumentó 1,5 grados C. Los autores observaron además que 7 participantes con CAD experimentaron isquemia miocárdica asintomática inducida por calor según la evidencia de imágenes.

Un editorial adjunto de 'Annals of Internal Medicine’ y la Facultad de Medicina Perelman de la Universidad de Pensilvania (Estados Unidos) pone los hallazgos del estudio en contexto. Dado el aumento global de la temperatura promedio, que ha aumentado la morbilidad y mortalidad relacionadas con el calor, es imperativo identificar a los individuos susceptibles, incluidos aquellos con estenosis epicárdica coronaria obstructiva o disfunción microvascular.

La exposición al calor puede causar un estrés significativo en el corazón, lo que provoca un desajuste entre la oferta y la demanda en los vasos que presentan enfermedades que limitan el flujo. Si se mantiene en el tiempo o potencialmente con exposiciones repetidas, esto puede resultar en una isquemia sintomática o silenciosa y explicar, al menos en parte, el mayor riesgo de eventos cardiovasculares adversos observados con la exposición al calor en estudios de población.

Los autores aconsejan que los médicos asesoren a los pacientes en riesgo sobre los daños del exceso de temperatura, incluido cómo identificar la hipertermia y la importancia de adoptar medidas preventivas.