Publicado 20/10/2020 13:12CET

Expertos advierten de que el confinamiento ha perjudicado "de forma importante" a los pacientes de osteoporosis

La campaña  #206razones, lanzada por el Día Mundial de la Osteoporosis, recuerda a la población la importancia del cuidado de la salud ósea para prevenir las fracturas por fragilidad, la consecuencia más grave de la osteoporosis.
La campaña #206razones, lanzada por el Día Mundial de la Osteoporosis, recuerda a la población la importancia del cuidado de la salud ósea para prevenir las fracturas por fragilidad, la consecuencia más grave de la osteoporosis. - FHOEMO, SEIOMM, AECOSAR

   MADRID, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El confinamiento provocado por la pandemia de la Covid-19 ha perjudicado "de forma importante" a los pacientes con osteoporosis, según ha expresado el Presidente de La Fundación Hispana de Osteoporosis y Enfermedades Metabólicas óseas (FHOEMO), Santiago Palacios, en la presentación de la campaña #206razones, lanzada por el día mundial de la enfermedad, que se celebra este martes.

   Así, los principales motivos de este empeoramiento del diagnóstico han sido la restricción de la movilidad, ya que caminar es fundamental, tanto en la prevención como durante el tratamiento; la falta de vitamina D debido a que no era posible exponerse al sol; y la restricción de las consultas y la priorización de necesidades clínicas, que ha provocado una menor adherencia a la medicación por parte de los pacientes.

   Asimismo, tal y como ha explicado el doctor, muchas de las fracturas por fragilidad, la consecuencia más grave de la osteoporosis, se producen en el hogar, por lo que pasar mucho tiempo en casa también es un riesgo. Por ello, Palacios ha insistido en dos factores clave para esta enfermedad: la prevención, con un diagnóstico precoz, y el cumplimiento de la medicación.

   En este sentido, por su parte, el presidente de la Sociedad Española de Investigación Ósea y del Metabolismo Mineral (SEIOMM), el doctor Manuel Naves, ha incidido en la importancia de la puesta en marcha de un plan de prevención de fracturas por parte del Gobierno, ya que una primera fractura condiciona la aparición de una segunda, que, como la de la cadera, puede tener repercusiones en la mortalidad y morbilidad.

   Así, tal y como ha informado Naves, 1 de cada 3 mujeres y 1 de cada 5 hombres mayores de 50 años sufrirá una fractura por fragilidad en su vida. "El porcentaje de personas que son tratadas para la osteoporosis tras sufrir una fractura es de un escaso 20 por ciento, lo que quiere decir que hasta un 80 por ciento de las mismas que sufren fractura por fragilidad están desprotegidas, sin un tratamiento adecuado a su situación, y eso es algo que debemos revertir", ha advertido.

   Así las cosas, el doctor ha explicado que, desde SEIOMM están llevando a cabo un proyecto de unidades de fractura por fragilidad. El objetivo del mismo tener una base de datos amplia que permita poder implementar las mejores medidas en lo que respecta al manejo del paciente osteoporótico. "Ahora estamos empezando a analizar desde el punto de vista estadístico esos datos y llevamos recogidos unos 2.500 pacientes", ha explicado.

    Por su parte, el presidente de Asociación Española con la Osteoporosis y la Artrosis (AECOSAR), el doctor Josep Vergés, ha comentado que la osteoporosis afecta especialmente a la mujer, "ya que el 22 por ciento de los casos se da en mujeres de más de 50 años", por lo que "se puede decir que es una enfermedad de género, al igual que ocurre con la artrosis", ha expresado. Además, ha insistido en la importancia de no abandonar el tratamiento.

   Por otro lado, la tesorera de AECOSAR y paciente de osteoporosis Carmen Sánchez ha apuntado que las fracturas vertebrales doblan o inclinan la espalda y, tanto el sistema respiratorio también se ve comprometido, al igual que el digestivo. "Todo el esqueleto se modifica, y eso hace más difícil la movilidad y, si hay más trabas para salir y caminar o exponerse al sol, habrá más fracturas, por lo que la continuidad del tratamiento es esencial", ha señalado.

CON LA PREVENCIÓN SE PUEDEN REDUCIR LAS FRACTURAS EN UN 50%

   Los riesgos de fractura se pueden reducir en más de un 50 por ciento, según ha advertido el doctor Palacios. "La mayoría de los estudios con fármacos en pacientes de alto riesgo de fractura han demostrado que tomar la medicación reduce a la mitad las fracturas, frente a los que toman placebo", ha argumentado.

   Por otro lado, ha insistido en la importancia de la prevención, sobre todo en mujeres. "Genéticamente, las mujeres llegan a tener menos pico de masa ósea, y, además pierden el 15 por ciento de la misma durante la menopausia, por eso es esencial la ingesta de calcio y vitamina D, la realización de ejercicio, así como evitar el tabaco y el alcohol", ha concluido.