Publicado 24/10/2019 19:00CET

Experto apunta que el desarrollo de alergia y asma también está influenciado por el microbioma

Moisés Labrador, presidente del Comité de Inmunología de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC) y coordinador científico del Simposio Internacional Avances y Perspectivas en Alergia Cutánea e Inmunología
Moisés Labrador, presidente del Comité de Inmunología de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC) y coordinador científico del Simposio Internacional Avances y Perspectivas en Alergia Cutánea e Inmunología - SIMPOSIO

MADRID, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Comité de Inmunología de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC), Moisés Labrador, ha indicado que en algunas personas predispuestas genéticamente, que desarrollen o no alergia y asma está "en parte" influenciado por el medioambiente o el microbioma.

"Hay estudios que indican que en pacientes con una determinada predisposición genética el desarrollo de alergia y asma está influenciado en parte por el medioambiente y, especialmente, por la exposición microbiana durante la infancia, por lo que podría trabajarse en la modulación del microbioma para la prevención de estas enfermedades en sujetos de riesgo", ha explicado durante el Simposio Internacional Avances y Perspectivas en Alergia Cutánea e Inmunología, que hasta el sábado se celebra en Maspalomas.

En este sentido, la 'hipótesis de la higiene' propone que el aumento de las enfermedades alérgicas se relaciona causalmente con una menor exposición a determinados microbios ambientales e infecciones inofensivas, con un aumento paralelo del desarrollo económico y abandono de la vida rural. "Sabemos desde hace años que estamos colonizados por millones de bacterias y, cada vez más, nuestro microbioma personal va ganando importancia en el desarrollo de las patologías que afectan al ser humano, como la alergia", ha insistido el experto.

Otra de las observaciones más importantes que respalda la 'hipótesis de la higiene' son los llamados 'estudios rurales', que demuestran que los niños que crecen en granjas presentan menos incidencias de alergias y asma. En febrero de 2011, un estudio publicado en la revista 'The New England Journal of Medicine' entre 16.000 escolares de Alemania, Austria y Suiza indicaba que los niños que viven en granjas tienen un riesgo de sufrir asma entre un 30 y un 50 por ciento más bajo que el de los niños que viven en entornos urbanos.

La diferencia, de acuerdo con estas investigaciones, se debe en gran parte a que los microbios que hay en las granjas tendrían un efecto protector sobre los pulmones de esos niños. La exposición a determinados ambientes durante la infancia tiene influencias beneficiosas, pero aún no se sabe cómo afecta esto al microbioma en detalle.

"Es tentador especular que cuanto mayor es la diversidad microbiana a la que están expuestos los niños durante la vida temprana, menor es el riesgo de enfermedades alérgicas en la edad adulta y que esto se relaciona causalmente con la diversidad de la colonización temprana del microbioma. El contacto temprano con comunidades microbianas complejas es un factor principal para el desarrollo de un sistema inmunitario equilibrado, por lo tanto, una comprensión detallada de los mecanismos de cómo las comunidades microbianas influyen en las respuestas inmunes es clave para el desarrollo de nuevas estrategias preventivas o terapéuticas", apunta el doctor Labrador.