Publicado 14/05/2021 15:14CET

Un estudio muestra un lento descenso en las muertes por cáncer relacionadas con la obesidad

Archivo - Persona con obesidad
Archivo - Persona con obesidad - HOSPITAL RUBER INTERNACIONAL - Archivo

MADRID, 14 May. (EUROPA PRESS) -

Las muertes por cáncer relacionadas con la obesidad están mejorando, pero a un ritmo más lento, según un estudio de la Escuela de Salud Pública Global Gillings de la Universidad de Carolina del Norte en Estados Unidos que, por otro lado, muestra que las tasas de mortalidad por cáncer han disminuido drásticamente en los Estados Unidos

Según los datos de mortalidad de 50 millones de personas, las muertes por cánceres no asociados con la obesidad, es decir, cáncer de pulmón y cáncer de piel, entre otros, están disminuyendo a un ritmo casi tres veces más rápido que los cánceres relacionados con la obesidad, como el de estómago, colorrectal y uterino, cáncer de mama de tiroides y posmenopáusico.

"Estos son cánceres en los que podríamos ver mejoras de mortalidad aún mayores con herramientas creativas y prácticas para combatir la obesidad", ha señalado la autora principal del estudio Hazel B. Nichols , profesora asociada en el Departamento En un estudio publicado el 10 de mayo en JAMA Network Open , los investigadores demostraron que

En el estudio, publicado en 'JAMA Network Open', los investigadores destacan que la mayoría de los estadounidenses pesan más de lo recomendado y el sobrepeso o la obesidad los pone en riesgo de contraer ciertos tipos de cáncer. El exceso de peso puede causar cambios en el cuerpo que ayudan a provocar cáncer, como inflamación prolongada y niveles más altos de lo normal de insulina y hormonas que pueden impulsar el crecimiento de las células, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EEUU.

Las tasas de mortalidad por cáncer son una de las mejores medidas que utilizan los investigadores para realizar un seguimiento del progreso contra el cáncer. Los autores del estudio se propusieron responder si la obesidad generalizada podría detener el progreso contra el cáncer de la misma manera que lo ha hecho con las enfermedades cardíacas. Las mejoras en la mortalidad por enfermedades cardíacas se desaceleraron después de 2011 y la obesidad puede haber contribuido a la desaceleración.

"Lo desconcertante fue que no vimos el mismo patrón de mejoras más lentas cuando analizamos el cáncer en general, lo cual es sorprendente porque la obesidad contribuye tanto al riesgo de cáncer como al riesgo de enfermedad cardíaca. Cuando nos centramos en las diferencias entre los cánceres relacionados con la obesidad y los cánceres no relacionados con la obesidad, vimos que las mejoras en los cánceres por obesidad no eran tan impresionantes, en consonancia con el patrón de las enfermedades cardíacas", señala Nichols, quien estudia las tendencias del cáncer para mejorar la atención.

Por ejemplo, el estudio mostró que en 2011, 110 de cada 100.000 personas murieron de cánceres no relacionados con la obesidad. En 2018, la tasa de mortalidad por esos cánceres se redujo a 93,8 muertes por cada 100.000 personas, lo que representa una disminución anual del 2,29%. Durante el mismo período, la disminución de los cánceres relacionados con la obesidad fue mucho más lenta, pasando de 58,4 a 54,9 muertes por cada 100.000 personas, aproximadamente un tercio de la tasa (un 0,83%) de los cánceres no relacionados con la obesidad.

Además, la obesidad puede estar contribuyendo a más muertes por cáncer en los EEUU. Los cánceres no asociados con la obesidad representaron el 66,8% de las muertes por cáncer en 1999, disminuyendo al 62,6% en 2018, según el estudio. La disminución en las muertes por cáncer se debe a que menos personas fuman, junto con mejores exámenes de detección y tratamientos, según la Sociedad Estadounidense del Cáncer.

Pero los hallazgos de los investigadores de la UNC, que incluyen a Christy Leigh Avery, profesora asociada de la Escuela de Salud Pública Global de Gillings especializada en epidemiología cardiovascular y miembro del Centro de Población de Carolina y Annie Green Howard, profesora asociada de bioestadística en Gillings y miembro en Carolina Popular Center, refuerza el efecto de la obesidad sobre el cáncer.

"La obesidad es un factor de riesgo para muchos, pero no todos, los tipos de cáncer. Necesitamos hacer que el mantenimiento de un peso saludable sea una meta alcanzable para todos en términos de espacios públicos seguros, disponibilidad y asequibilidad de alimentos nutritivos y otros factores estructurales. La buena noticia es si podemos hacer estos cambios como sociedad, podremos mejorar la salud de una nación", concluye Nichols.

Para leer más