Publicado 01/10/2020 13:53CET

Un estudio impulsado por Barbie muestra que jugar con muñecas activa regiones cerebrales que fomentan la empatía

Niña jugando con muñecas
Niña jugando con muñecas - ANDY PARADISE/PARADISE PHOTO

MADRID, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

El juego con muñecas activa regiones del cerebro que permiten a los niños desarrollar la empatía y habilidades de procesamiento social, incluso cuando juegan solos, según ha puesto de manifiesto un estudio llevado a cabo por Barbie y un equipo de neurocientíficos de la Universidad de Cardiff (Reino Unido).

A lo largo de los últimos 18 meses, la catedrática Sarah Gerson, junto con sus compañeros del Centro de Ciencias del Desarrollo Humano de la Universidad de Cardiff, ha utilizado la tecnología de la neuroimagen para proporcionar las primeras indicaciones de los beneficios del juego con muñecas a nivel cerebral.

Mediante la supervisión de la actividad cerebral de 33 niños de entre cuatro y ocho años de edad, mientras jugaban con una serie de muñecas Barbie, el equipo descubrió que el surco temporal superior posterior (pSTS), una región del cerebro asociada con el procesamiento de información social como la empatía, se activaba incluso cuando el niño jugaba solo.

"Este es un hallazgo completamente nuevo. Utilizamos esta área del cerebro cuando pensamos en otras personas, especialmente cuando pensamos o desarrollamos sentimientos hacia otra persona. Las muñecas animan a los niños a crear sus propios mundos imaginarios, al contrario que los juegos de resolver problemas o de construcción. El juego con muñecas anima a los niños a pensar en otras personas y en cómo podrían interactuar con ellas", ha dicho la experta.

El hecho de que el pSTS estuviera activo durante el estudio demuestra que jugar con muñecas les ayuda a ensayar algunas de las habilidades sociales que necesitarán en el futuro. "Es probable que estos hallazgos sean independientes del país de origen de los niños, dado que se ha demostrado que esta región del cerebro juega un papel similar en activar la empatía y el procesamiento social en los seis continentes", ha apostillado.

Con el fin de reunir los datos para el estudio, el juego de los niños se dividió en diferentes secciones para que el equipo de Cardiff pudiera captar la actividad cerebral relacionada con cada tipo de juego por separado: jugar con las muñecas por su cuenta; jugar con las muñecas junto con otra persona (el asistente de investigación); jugar con una 'tablet' por su cuenta y jugar con una 'tablet' con otra persona (el asistente de investigación).

Las muñecas utilizadas incluían una diversa gama de muñecas Barbie con accesorios, y todas las muñecas y los juegos volvían a sus posiciones iniciales antes de que cada niña iniciara su prueba para asegurar la consistencia de la experiencia. El juego con 'tablet' se llevó a cabo utilizando juegos que permiten a los niños participar en un juego abierto y creativo (en lugar de hacerlo en uno basado en reglas o en objetivos) para proporcionar una experiencia de juego similar a la que ofrece el de muñecas.

Los resultados del estudio han puesto de manifiesto que los niños tienen los mismos niveles de activación del pSTS cuando juegan solos con muñecas que cuando lo hacen con otras personas. Otro hallazgo del estudio es que, cuando se deja al niño jugando solo con una 'tablet', hay mucha menos activación del pSTS, a pesar de que el juego implique un elemento creativo considerable.

"Los hallazgos de esta investigación destacan que jugar con muñecas como Barbie conlleva beneficios positivos en la preparación de los niños para el futuro, a través del fomento de habilidades sociales como la empatía. Conforme seguimos inspirando el potencial ilimitado de cada niño, nos enorgullece ofrecer muñecas que fomentan habilidades que sabemos que son muy valoradas por los padres y que son determinantes para su futuro éxito emocional, académico y social", ha zanjado la vicepresidenta ejecutiva y directora global de Barbie y Muñecas en Mattel, Lisa McKnight.

Contador