Publicado 29/09/2021 12:42CET

Un estudio identifica nuevas mutaciones de la variante Delta Plus

Archivo - El análisis 3D de SARS-CoV-2 revela pistas sobre tácticas de virus
Archivo - El análisis 3D de SARS-CoV-2 revela pistas sobre tácticas de virus - INSTITUTO GARVAN DE INVESTIGACIÓN MÉDICA - Archivo

MADRID, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

Científicos de la Universidad de Missouri-Columbia (Estados Unidos) han identificado cinco mutaciones específicas que son mucho más frecuentes en la variante Delta Plus del SARS-CoV-2 en comparación con la Delta, incluida una mutación, K417N, que está presente en todas las infecciones Delta Plus pero que no está presente en casi ninguna infección por Delta.

Mediante el uso de herramientas bioinformáticas y de programación, estos investigadores analizaron las secuencias de proteínas de más de 300.000 muestras de COVID-19 de dos variantes emergentes en todo el mundo, Delta y Delta Plus.

Los hallazgos, publicados en la revista 'Journal of Autoimmunity', proporcionan pistas importantes a los investigadores sobre los cambios estructurales del virus en los últimos tiempos y ponen de manifiesto la necesidad de ampliar la caja de herramientas en la lucha contra la COVID-19.

"Tanto si se trata de anticuerpos naturales producidos por haber tenido previamente COVID-19 como de anticuerpos producidos por la vacuna, estamos mostrando estructuralmente lo peligroso y astuto que es el virus al ser capaz de mutar de forma que los anticuerpos no parecen reconocer y defenderse de estas nuevas variantes. Estos hallazgos ayudan a explicar por qué ha habido tantas personas que han dado positivo en las variantes Delta a pesar de estar vacunadas o de haber sido infectadas previamente con COVID-19", explica uno de los responsables del trabajo, Austin Spratt.

Aunque las vacunas contra la COVID-19 han sido eficaces, otra posible herramienta para responder a la pandemia podría ser el desarrollo de fármacos antivirales que se dirijan a zonas específicas del virus que permanecen inalteradas por las mutaciones.

"Todavía no existe una vacuna para el VIH debido a la imprevisible variabilidad que suelen presentar los virus que mutan con frecuencia. Si podemos desarrollar fármacos de moléculas pequeñas que se dirijan a la parte del virus que no muta, esa será la solución definitiva para combatir el virus", concluyen estos científicos.

Contador