Publicado 20/05/2022 14:51

Un estudio identifica los factores de riesgo vascular más importantes para la demencia

Archivo - Demencia, alzheimer.
Archivo - Demencia, alzheimer. - UAM - Archivo

MADRID, 20 May. (EUROPA PRESS) -

Una investigación internacional dirigida por la Universidad Nacional de Irlanda ha identificado los factores de riesgo más importantes para la demencia en personas de mediana y avanzada edad.

El estudio, en el que también participaron investigadores de la Universidad de Boston y del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas en San Antonio (Estados Unidos), examinó los datos de 5.000 personas para evaluar los posibles factores de predicción de la pérdida de la función cognitiva.

De acuerdo con este trabajo, cuyos resultados se han publicado en la revista científica 'Neurology', los factores de riesgo vascular más importantes para la demencia eran a los 55 años la presión arterial alta y diabetes mellitus. Diez años después son las enfermedades cardiovasculares (por ejemplo, infartos o angina de pecho). Entre los 70 y 75 años, la diabetes mellitus y los accidentes cerebrovasculares previos, mientras que a los 80 son diabetes mellitus, ictus previo y no tomar medicación para reducir la presión arterial.

Los investigadores midieron los factores de riesgo de demencia, como la edad, el sexo, la presión arterial, el uso de medicación para reducir la presión arterial, los antecedentes de enfermedades cardiovasculares, la fibrilación auricular y la diabetes mellitus. Los datos de los pacientes procedían de miles de personas que participaron en el estudio estadounidense Framingham Heart Study.

"Predecir con exactitud el riesgo de demencia de una persona en el futuro podría servir de base para adoptar enfoques personalizados de modificación de los factores de riesgo y del estilo de vida para ayudar a reducir ese riesgo. Sin embargo, predecirlo es un reto, ya que la relación entre la demencia y los factores de riesgo vascular, como la diabetes, la presión arterial, las enfermedades cardíacas y los accidentes cerebrovasculares, varía con la edad. Descubrimos que las personas que tenían diabetes a los 55 años eran cuatro veces más propensas a desarrollar demencia que las personas que no tenían diabetes a esa edad", explica la líder del estudio, Emer McGrath.

Las personas con una enfermedad cardíaca a los 65 años tenían casi el doble de probabilidades de desarrollar posteriormente demencia que las que no tenían una enfermedad cardíaca, mientras que las personas con un accidente cerebrovascular a los 70 años tenían más del triple de probabilidades de desarrollar demencia en comparación con las que no tenían un accidente cerebrovascular.

"Nuestro estudio demuestra que la predicción del riesgo de demencia de una persona debe adaptarse en gran medida al individuo, teniendo en cuenta su edad, sexo, factores de riesgo vascular y evidencias de daños en los órganos, como un infarto o un ictus previos", apunta la investigadora.