Un estudio identifica cambios en los circuitos neuronales relacionados con el autocontrol durante la adolescencia

Publicado 03/01/2020 17:02:16CET
Cerebro, plasticidad cerebral.
Cerebro, plasticidad cerebral. - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / SERDARBAYRAKTAR

MADRID, 3 Ene. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del Instituto del Cerebro Lifespan de la Escuela de Medicina Perelman de la Universidad de Pensilvania y del Hospital Infantil de Philadelphia (Estados Unidos) han identificado una serie de cambios en los circuitos neuronales relacionados con el autocontrol durante la adolescencia. Así, este trabajo, publicado en la revista 'Proceedings of the National Academy of Sciences', muestra que estas redes cerebrales facilitan el desarrollo de la cognición en la juventud.

El cerebro humano está organizado en circuitos que se desarrollan desde la infancia hasta la edad adulta para apoyar la función ejecutiva, como el autocontrol, la toma de decisiones y el pensamiento complejo. Estos circuitos están anclados por vías de materia blanca que coordinan la actividad cerebral necesaria para la cognición. Sin embargo, existe poca evidencia para explicar cómo la materia blanca madura para apoyar la actividad que permite mejorar la función ejecutiva durante la adolescencia, un período de desarrollo rápido del cerebro.

"Al trazar el desarrollo del cerebro a lo largo de la niñez y la adolescencia, podemos entender mejor cómo el cerebro apoya la función ejecutiva y el autocontrol tanto en niños sanos como en aquellos con diferentes experiencias de salud mental. Dado que las anomalías en el desarrollo de la conectividad cerebral y los déficits en la función ejecutiva con frecuencia se relacionan con el surgimiento de enfermedades mentales durante la juventud, nuestros hallazgos podrían ayudar a identificar los biomarcadores del desarrollo cerebral que predicen los resultados cognitivos y clínicos más adelante en la vida", explica el autor principal del estudio, Theodore Satterthwaite.

En este estudio, los investigadores mapearon el grado en el cual el patrón de conexiones anatómicas de una región cerebral apoya la actividad neural sincronizada. Esto puede ser visto como una autopista donde las conexiones anatómicas son el camino y las conexiones funcionales son el tráfico que fluye a lo largo de esos caminos. Los investigadores mapearon y analizaron los datos de neuroimagen multimodal de 727 participantes de 8 a 23 años de edad.

"Nuestros resultados sugieren que las funciones ejecutivas como el control de los impulsos, que pueden ser particularmente desafiantes para los niños y adolescentes, dependen en parte del desarrollo prolongado de este eje en áreas cerebrales complejas como la corteza prefrontal. Esto tiene implicaciones importantes para entender cómo los circuitos del cerebro se especializan durante el desarrollo para apoyar un comportamiento flexible y apropiado orientado a objetivos", concluye otro de los autores, Graham Baum.

Contador