Un estudio genómico sobre gusanos intestinales abre nuevas vías para el tratamiento de enfermedades parasitarias

Un investigador
UGR
Publicado 21/11/2018 14:50:06CET

GRANADA, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

Científicos de la Universidad de Granada (UGR) han participado en el mayor estudio genómico realizado hasta la fecha sobre gusanos intestinales, que abre nuevas vías en el tratamiento de enfermedades parasitarias.

El estudio se ha realizado sobre parásitos helmintos, gusanos intestinales que causan enfermedades crónicas debilitantes en humanos y animales, diezman la producción de la ganadería y son un impedimento importante para el desarrollo socioeconómico de amplias zonas del planeta, según detallan desde la UGR.

Este trabajo, realizado por un equipo internacional y coordinado por el Welcome Sanger Institute de la Universidad de Cambridge, ha supuesto la secuenciación masiva de 81 especies de helmintos y la identificación de 6.000 familias de genes asociados a los mecanismos patogénicos involucrados en las enfermedades parasitarias.

Los resultados se han publicado en la prestigiosa revista 'Nature Genetics'. Las enfermedades producidas por estos helmintos o gusanos intestinales afectan a aproximadamente a más de 2.000 millones de personas en el mundo, y entre ellas se encuentran la schistosomiasis, teniasis, hidatidosis o la filariariasis.

Muchas de ellas se denominan enfermedades desatendidas u olvidadas, y afectan principalmente a las poblaciones más necesitadas. También son enfermedades prevalentes en animales, y producen enormes pérdidas económicas en el sector primario.

En el momento actual no se dispone de vacunas para combatirlas y existen pocos fármacos disponibles para tratarlas, incluso con elevado riesgo de generar resistencias.

El catedrático de la UGR Antonio Osuna destaca que en este análisis han encontrado una serie de nuevas familias génicas que participan en la evolución hacia la vida parásita.

De igual manera, se han identificado y comparado las familias de genes involucradas en la evasión de las respuestas inmunitarias del huésped, los genes que codifican proteínas que permiten la migración del parásito a través de los tejidos del hospedador o permiten que el parásito se alimente.

También se han identificado aquellos genes que pueden ser usados para el diseño y desarrollo de nuevos fármacos que actúen de forma específica frente a estos organismos parásitos.

"Los resultados de este estudio proporcionarán las herramientas moleculares para el estudio en la comunidad científica entienda y combata los gusanos parásitos tanto para el hombre como de los animales de interés económico", según destaca el experto.