Publicado 17/09/2021 17:40CET

Un estudio confirma que el riesgo de cáncer de colon se extiende a familiares de segundo y tercer grado

Archivo - Cancer de colon
Archivo - Cancer de colon - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / PETERSCHREIBER.MEDIA

MADRID, 17 Sep. (EUROPA PRESS) -

Tener parientes de segundo o tercer grado con cáncer colorrectal también aumenta el riesgo de que una persona desarrolle la enfermedad, según los hallazgos de un estudio dirigido por investigadores de la Universidad de Buffalo y la Universidad de Utah en Estados Unidos.

La detección temprana de colonoscopia a menudo se recomienda para los familiares de primer grado de alguien diagnosticado con cáncer colorrectal de inicio temprano, es decir, antes de los 50 años, cuyos casos han aumentado significativamente en las últimas décadas. Pero el estudio sugiere que la detección temprana también puede ser beneficiosa para los familiares de segundo y tercer grado.

El estudio encontró que los familiares de primer grado de alguien diagnosticado con cáncer colorrectal de inicio temprano tienen 6 veces más probabilidades de ser diagnosticados con cáncer colorrectal antes de los 50 años, mientras que los familiares de segundo grado son 3 veces más probables y los familiares de tercer grado 1,56 veces más probables.

Los parientes de primer grado incluyen padres, hijos y hermanos. Los parientes de segundo grado incluyen tías, tíos, abuelos, nietos, sobrinas y sobrinos. Los primos hermanos, bisabuelos y bisnietos son ejemplos de parientes de tercer grado.

Los hallazgos fueron publicados el mes pasado en la revista Cancer Epidemiology. Investigadores de la Universidad de Buffalo y la Universidad de Utah dirigieron el estudio, que revisó más de 1.500 casos de cáncer de colon de inicio temprano en el Registro de Cáncer de Utah, parte de la Base de Datos de Población de Utah.

"Los recursos únicos de Utah, que incluyen un registro estatal de cáncer del Instituto Nacional del Cáncer de décadas de antigüedad y datos genealógicos computarizados para la mayoría de la población, hicieron posible esta importante colaboración", señala Lisa Cannon-Albright, profesora y líder del programa de epidemiología genética en el Departamento de Medicina Interna de la Facultad de Medicina de la Universidad de Utah.

"Nuestro estudio proporciona una nueva perspectiva sobre la magnitud del riesgo para los familiares más lejanos de los casos de cáncer colorrectal y, en particular, para los familiares de los casos que fueron diagnosticados antes de los 50 años", explica la primera autora Heather Ochs-Balcom, profesora asociada de epidemiología y salud ambiental en la Facultad de Salud Pública y Profesiones Sanitarias de la UB.

El estudio también encontró que las personas tienen un riesgo 2,6 veces mayor de cáncer colorrectal a cualquier edad si tienen un familiar de primer grado con cáncer de colon de inicio temprano. El riesgo es 1,96 y 1,3 veces mayor para los familiares de segundo y tercer grado, respectivamente. Además, el riesgo de cáncer de colon de aparición temprana para todos los grados de los familiares es mayor que el riesgo de cáncer de colon a cualquier edad.

Los hallazgos sugieren que la detección temprana con colonoscopia puede ser beneficiosa para los familiares de segundo grado y posiblemente los de tercer grado, además de los familiares de primer grado de personas diagnosticadas con cáncer colorrectal antes de los 50 años.

Los investigadores también señalan que los familiares pueden beneficiarse de estar más al tanto de su historial familiar extendido y compartir esta información con su médico al tomar decisiones de detección del cáncer.

Para leer más