Un estudio confirma que la predisposición genética favorece el consumo de cannabis en personas con TDAH

Publicado 16/01/2019 14:02:09CET
PIXABAY - Archivo

MADRID, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

Un estudio internacional, liderado por el equipo de Psiquiatría, Salud Mental y Adicciones del Vall d'Hebron Institut de Recerca (VHIR), grupo de investigación perteneciente también al CIBER de Salud Mental (CIBERSAM), ha identificado por primera vez cuatro regiones genéticas que vienen a confirman la correlación genética entre el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) y el consumo de cannabis a lo largo de la vida.

Los investigadores han observado que las personas con TDAH presentan 7,9 veces más probabilidad de consumir cannabis a lo largo de la vida. En concreto, el estudio se ha centrado en el análisis del genoma completo de más de 85.000 participantes y se han descrito cuatro regiones genéticas compartidas así como vínculos causales entre estas dos condiciones.

El TDAH y el consumo de cannabis tienen una etiología altamente compleja, que implica una combinación de factores de riesgo genéticos y ambientales. Diferentes estudios realizados en gemelos demuestran que el 75 por ciento del TDAH y del 40 al 50 por ciento del consumo de cannabis se explica por factores genéticos.

Además, estudios longitudinales y transversales muestran que un diagnóstico de TDAH aumenta significativamente el riesgo de abuso y dependencia de sustancias en adolescentes y adultos, independientemente de la existencia de otra patología psiquiátrica. De hecho, la prevalencia del trastorno por consumo de sustancias es del 45 por ciento entre los adultos con TDAH, pero hasta el momento se desconocían los factores que determinan esta relación.

"Estos resultados corroboran la relación temporal entre el TDAH y el consumo de cannabis en el futuro, refuerza la necesidad de realizar una prevención del consumo de cannabis en el contexto del TDAH en intervenciones clínicas y resalta la necesidad de que los estudios genéticos futuros proporcionen información sobre los mecanismos biológicos que subyacen en ambas condiciones", ha señalado Marta Ribasés, investigadora del CIBERSAM en el VHIR.

Este trabajo, publicado en la revista 'Molecular Psychiatry' y premiado en el congreso anual de la European Network of Hyperactivity Disorder sobre TDAH, es fruto de la colaboración entre múltiples grupos de investigación europeos y americanos. El objetivo es analizar la correlación genética entre el TDAH y el consumo de cannabis a lo largo de la vida y muestra evidencias de la existencia de una base genética compartida y de una relación de causalidad entre estas dos condiciones, donde las personas con TDAH tienen mayor predisposición genética al consumo de cannabis en comparación con las personas sin TDAH.