Actualizado 29/09/2020 20:32 CET

El coronavirus "muta poco" y "mucho menos" que el virus de la gripe

Coronavirus en 3D.
Coronavirus en 3D. - APPLEDESIGN/GETTY - Archivo

MADRID, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los resultados preliminares del estudio de secuenciación poblacional del coronavirus Covid-19 que se está realizando en España ya permiten confirmar que, en contra de lo que se pensaba hasta ahora, el coronavirus "muta poco" y "mucho menos" que el virus de la gripe.

"Muta muy poco cada quince días, mucho menos que el virus de la gripe, y esto es algo esperanzador para las futuras vacunas", ha informado Patricia Muñoz, catedrática de Microbiología Médica en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid, centro que participa en un consorcio nacional para describir este coronavirus.

Muñoz ha sido una de las expertas que ha participado en la Fundación Ramón Areces en un coloquio 'on line' para actualizar cuanto se sabe a día de hoy sobre la actual pandemia, celebrado bajo el lema 'Covid-19: segunda ola'.

Durante el encuentro, la experta ha aportado datos sobre la evolución de la temporada de gripe en el Hemisferio Sur, en zonas en las que ya han podido ver su incidencia y convivencia con el Covid-19. "Estoy esperanzada porque en Australia, Sudáfrica o América del Sur se han registrado muy pocos casos de coinfección de Covid-19 con el virus de la gripe. Esto no significa que no haya que vacunarse de la gripe ni mucho menos, que habrá que hacerlo, pero es cierto que se han detectado menos del 5 por ciento de casos en convivencia con otros virus y, en el caso de la gripe, hay que hablar de poquísimos casos", ha dicho.

No obstante, la especialista sí ha reclamado esta especialista en enfermedades infecciosas "mayor precaución" en la administración de determinados fármacos, como los antibióticos o los esteroides. "Por el uso tan extendido de esteroides, estamos viendo ahora infecciones gravísimas con pacientes inmunodeprimidos, por algunas tuberculosis, o con aspergilosis asociadas a pacientes que han permanecido mucho tiempo entubados. También hay que hacer una llamada al buen uso de antibióticos, que se ha comprobado que son mucho menos necesarios de lo que pensábamos al principio, que administrábamos dos antibióticos al paciente nada más entrar en el hospital", ha señalado.

Por su parte, el doctor del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, Enrique Navas, ha comentado que los datos de transmisión comunitaria e incidencia registrados desde el mes de agosto "no dejan ya lugar a la duda" de que se está en una segunda ola de contagios. "La eclosión de casos quizá ahora es mayor por diagnosticarse mejor", ha reconocido, al tiempo que ha recordado lo sucedido con la fiebre del 18, que "se detectó en primavera, parecía que estaba controlada, y también en otoño volvió con una segunda oleada y con mayor letalidad".

EFECTIVIDAD DE RASTREADORES

Sobre la efectividad o no de utilizar a rastreadores en la actual fase de expansión de la enfermedad, el doctor del Hospital Universitario de Móstoles (Madrid), Carlos Barros, ha explicado que el ratreo, si no se acompaña de una obligatoriedad de realizar el confinamiento domiciliario a la persona que da positivo y a sus contactos, "no sirve para nada". "Contratar ahora a miles de rastreadores no serviría para nada si luego tiene que ir la policía a confirmar que ese individuo está en su domicilio", ha aseverado.

También ha hablado el doctor Barros de los reinfectados, y se ha mostrado muy extrañado de que solo se hayan registrado ocho casos de pacientes que han vuelto a infectarse. "En problemas respiratorios es algo muy frecuente y, de hecho, hay personas que enferman de gripe todos los años. No sorprende que un virus con preferencia en el tracto respiratorio produzca reinfecciones. Sin embargo, llama la atención que, de más de 31 millones de casos ya documentados, solo haya publicados 8 casos de reinfecciones y que cuatro sean españoles y otros cuatro uno de cada país (Hong Kong, Países Bajos, Bélgica y Estados Unidos). Lo lógico es que haya reinfecciones reales y que éstas sean menos graves", ha argumentado.

Sobre los criterios para conceder el alta a los enfermos con Covid-19, este doctor del Hospital Universitario de Móstoles ha reconocido que no hay un protocolo específico y que depende en cada caso de muchos factores.

"Un enfermo no tiene que estar ingresado si no es absolutamente necesario, bien porque necesite una monitorización que no pueda realizar en el domicilio por requerir oxígeno o por no contar con una habitación donde pueda mantener el aislamiento, para esto último están los hoteles medicalizados, pero cuesta mucho mandar a los enfermos allí. El alta también depende de lo seguro o experimentado que se muestre el médico, de si existe atención telefónica para volver a ingresar en cuanto se detecta un empeoramiento", ha añadido.

Asimismo, y respecto a la posibilidad de crear cupos en los hospitales para pacientes de Covid-19 para, de esa manera, poder seguir atendiendo al resto de pacientes, Barros ha reconocido que los pacientes no Covid están sufriendo "muchísimo" con esta pandemia, citando como ejemplo que los hematólogos están volviendo a ver mielomas en situaciones gravísimas que hacía mucho tiempo que no veían.

"Ahora en los hospitales todo es Covid hasta que no se demuestre lo contrario. Y hay que rescatar a los pacientes de las zonas de Covid y hacerles el diagnóstico de su enfermedad al margen del área de enfermedades infecciosas y que puedan seguir su evolución. El diagnóstico precoz del que tanto hablábamos para detectar el cáncer de mama o el de cervix o colon lo estamos perdiendo", ha zanjado Barros.

Contador

Para leer más