Un estudio ayuda a predecir el riesgo de muerte cardíaca súbita en deportistas jóvenes

Publicado 08/11/2019 14:40:02CET
Corazón
Corazón - GETTY - Archivo

MADRID, 8 Nov. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Universidad de Virginia (Estados Unidos) han revelado los resultados iniciales del estudio exhaustivo más grande del mundo sobre miocardiopatía hipertrófica (HCM), un engrosamiento anormal del corazón que a menudo no se diagnostica y puede resultar mortal. La condición puede presentarse a cualquier edad, y es la causa más común de muerte súbita cardíaca en deportistas jóvenes.

Los primeros hallazgos del estudio sugieren que los pacientes se pueden agrupar en gran medida en dos grupos: aquellos con una mutación genética claramente definida tienden a tener más cicatrices en el músculo cardíaco, mientras que los pacientes sin dicha mutación no tienen cicatriz pero sí más obstrucción del flujo de sangre. Esta información mejora la comprensión sobre la afección y, con investigaciones adicionales, ayudará a los médicos a predecir el riesgo de muerte cardíaca súbita e insuficiencia cardíaca de los pacientes y a determinar las mejores estrategias de tratamiento.

"Realmente cambia la forma en que pensamos acerca de los pacientes. Podemos clasificarlos más fácilmente. Cuanto más podamos entender y agrupar a los pacientes en categorías, mejor podremos aprender cuáles son las mejores terapias", ha comentado el doctor Christopher M. Kramer, coinvestigador principal del estudio, que ha costado unos 13 millones de euros y ha sido publicado en la revista 'Journal of the American College of Cardiology'.

Los investigadores desarrollaron y examinaron un registro de más de 2.750 pacientes con miocardiopatía hipertrófica en 44 sitios en seis países. En un enfoque único en su tipo, el equipo de investigación integró imágenes de alta tecnología, análisis genéticos y datos de biomarcadores con información clínica tradicional para facilitar el análisis más sofisticado de HCM jamás realizado.

La mayoría de los análisis anteriores sobre esta patología han sido retrospectivos, lo que significa que examinaron datos preexistentes. Ese enfoque está limitado por la información disponible. Por el contrario, los creadores del nuevo registro, oficialmente conocido como el 'Registro de miocardiopatía hipertrófica', han recopilado cuidadosamente un amplio espectro de datos útiles de los participantes del estudio para que los investigadores finalmente puedan ver la imagen más grande.

El proyecto ya ha generado una mina de oro de información, y los miembros del equipo de investigación esperan que los datos requieran años de análisis. Pero el resultado final debería tener beneficios concretos para los pacientes: los investigadores creen que el registro finalmente les permitirá identificar pistas clave para determinar qué pacientes están en mayor riesgo y qué tratamientos beneficiarán mejor a los diferentes grupos de pacientes.

Por ejemplo, Christopher M. Kramer apunta que la cicatriz en el corazón, que pueden identificar con una resonancia magnética, es un "poderoso predictor de malos resultados" de la enfermedad. Pero, sin embargo, puntualiza que esta cicatrización es solo un factor, y el registro permitirá a los médicos observar las innumerables complejidades de la miocardiopatía hipertrófica de una manera mucho más sofisticada y matizada.

Contador