Publicado 12/05/2022 14:08

Un estudio apunta que se detectaron menos casos de ansiedad en la primaria

Archivo - Sala de espera de un ambulatorio
Archivo - Sala de espera de un ambulatorio - EUROPA PRESS - Archivo

Analizan datos de 3 millones de personas para calcular la incidencia esperada

BARCELONA, 12 May. (EUROPA PRESS) -

Un estudio de la Fundación Instituto Universitario para la investigación en Atención Primaria de Salud Jordi Gol y Gurina (IDIAPJGol) ha apuntado que en el primer año de pandemia se detectaron menos casos de ansiedad y depresión en la Atención Primaria en Catalunya.

En un estudio, publicado por la revista 'BMJ Open', los investigadores han analizado los datos de más de 3 millones de personas para calcular la incidencia esperada de estos diagnósticos durante el primer año, que posteriormente han comparado con la incidencia realmente observada.

En Catalunya, la mayoría de estudios sobre el impacto del covid-19 en la salud mental se realizaron a partir de encuestas autoadministradas durante las etapas iniciales de la pandemia, en la que se intuye un aumento de los síntomas de ansiedad y depresión durante el confinamiento, especialmente entre mujeres y adultos más jóvenes.

Sin embargo, las visitas sanitarias relacionadas con problemas de salud mental se redujeron sustancialmente en la atención primaria, los servicios de urgencia y los entornos hospitalarios tras el confinamiento.

En el estudio, los investigadores del IDIAPJGol han analizado la incidencia de los trastornos de ansiedad y de los trastornos depresivos para determinar si sus tendencias se habían visto afectadas por las diferentes etapas de la pandemia en Catalunya.

A partir de la incidencia de estos trastornos en los dos años anteriores a la pandemia, los investigadores han hecho una estimación de la incidencia esperada, que posteriormente han comparado con la incidencia realmente observada durante el año posterior al inicio del confinamiento en Catalunya.

Los investigadores han observado grandes variaciones en la incidencia de los trastornos de ansiendad y depresión diagnosticados en la atención primaria durante los diferentes periodos de la pandemia.

DESCENSOS

La incidencia de los trastornos de ansiedad mostró un pico repentino al inicio del confinamiento y aumentó un 37% en comparación con los valores esperados en marzo de 2020, pero este pico vino seguido de una reducción del 16% de los diagnósticos durante los meses posteriores al confinamiento.

Por otro lado, la incidencia de los trastornos depresivos disminuyó bruscamente al inicio de la pandemia, llegando a un valor mínimo en abril de 2020, y la reducción de los valores de diagnóstico fueron del 46% durante el confinamiento y del 22% en los meses posteriores.

Según ha explicado la primera autora del estudio, Berta Raventós, ha afirmado que según el modelo "la incidencia de los trastornos de ansiedad y de los trastornos depresivos no alcanzó los valores esperados un año después del inicio del confinamiento en Catalunya".

"Esto sugiere que la detección de estos problemas de salud aún no se ha recuperado de los efectos negativos de la pandemia", ha subrayado.

El número reducido de nuevos diagnósticos observados, en comparación con el número esperado obtenido en este estudio, probablemente representa un gran número de trastornos que no han sido diagnosticados ni tratados.

Contador