Publicado 10/11/2021 07:25CET

Estudian si la etnia influye en la supervivencia de los tumores cerebrales

Archivo - Glioma.
Archivo - Glioma. - FLIKR/GRISELDA RAMÍREZ - Archivo

MADRID, 10 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los británicos blancos a los que se les ha diagnosticado un tumor cerebral primario maligno parecen tener más probabilidades de morir en el plazo de un año que los pacientes de al menos otros cuatro grupos étnicos, según un estudio presentado en el Festival NCRI, un evento virtual que se está celebrando en lugar de la Conferencia sobre el Cáncer del Instituto Nacional de Investigación del Cáncer (NCRI, por sus siglas en inglés).

El estudio, que es el primero de este tipo en el que se analiza el impacto de la etnia en la supervivencia de los tumores cerebrales, descubrió que las personas clasificadas como "otros grupos étnicos" tenían un 30% menos de probabilidades de morir en el plazo de un año que los británicos blancos.

Los resultados también mostraron que los pacientes de otras tres categorías étnicas tenían un menor riesgo de muerte en comparación con los pacientes británicos blancos: el 16% para los indios, el 17% para otros blancos y el 19% para los desconocidos.

Hiba Wanis, estudiante de doctorado y asistente de investigación dentro del Centro para el Cáncer, la Sociedad y la Salud Pública del King's College de Londres (Reino Unido), que presentó la investigación, descubrió que los tumores cerebrales se diagnosticaban con más frecuencia en los británicos blancos, pero aun así, un mayor porcentaje moría en el plazo de un año que las personas de otros grupos étnicos.

Por ejemplo, entre 2012 y 2017 un total de 13.339 británicos blancos murieron de tumores cerebrales, lo que representa el 64% de estos pacientes. Esto se compara con 19 personas de origen bangladesí (63%), 166 (52%) de origen indio, 533 (52%) de otro origen blanco, 95 (51%) de origen pakistaní y 280 (41,5%) de otro grupo étnico.

Los investigadores esperan que los resultados de este análisis ayuden a los médicos a proporcionar información relevante y precisa sobre el pronóstico de un paciente, y también a que los pacientes comprendan por qué podrían tener un riesgo de supervivencia mayor o menor que otros grupos de personas.

Wanis examinó los datos de 24.319 pacientes adultos residentes en Inglaterra, a los que se les había diagnosticado un tumor cerebral primario maligno entre 2012 y 2017, y calculó el riesgo de muerte de los pacientes británicos blancos, cualquier otro blanco (incluye cualquier otro blanco e irlandés blanco), otros grupos étnicos (incluye todos los grupos étnicos mixtos y cualquier otro grupo étnico), indios, pakistaníes, bangladesíes, chinos, negros africanos y negros caribeños, hasta un año después del diagnóstico.

Le interesaba especialmente esta área de investigación, ya que hasta ahora no se había explorado con gran detalle. "Los tumores cerebrales están poco investigados en comparación con otros tipos de cáncer, y hasta ahora ningún estudio había investigado el impacto de la etnia de una persona en la supervivencia de un tumor cerebral utilizando información sobre pacientes de toda Inglaterra", señala.

"Los datos mejorados y detallados sobre el cáncer capturados por el Servicio Nacional de Registro de Enfermedades, ahora dentro de NHS Digital, proporcionaron una buena oportunidad para explorar el impacto de los diversos grupos étnicos en la supervivencia del tumor cerebral para toda Inglaterra", añade.

Aunque los resultados de este estudio muestran una correlación entre el origen étnico y las tasas de supervivencia, hay otros factores a tener en cuenta que pueden desempeñar un papel.

"Probablemente es demasiado pronto para especular sobre lo que puede haber detrás de estas diferencias, pero hay una serie de factores que pueden estar implicados --continúa--. Entre ellos se encuentran la precocidad con la que las personas preguntan a sus médicos sobre los síntomas, la precocidad con la que se realiza el diagnóstico de la enfermedad, la mejora de la información, el estilo de vida y los factores culturales, la privación, las características y el comportamiento del tumor y las opciones de tratamiento".

Wanis está debatiendo con sus colegas cómo pueden investigar estos factores con más detalle, y trabajar en estrecha colaboración con los representantes de los pacientes para recoger datos adicionales para explorar más a fondo las diferencias de supervivencia, incluyendo la comprensión de la exactitud del registro de la muerte de los pacientes de los grupos étnicos minoritarios en comparación con otros.

"Estos resultados informan de las investigaciones sobre si la muerte se registra de igual manera entre los diferentes grupos, o si operan mejores factores de pronóstico para mejorar la supervivencia", añade.

Michael Jenkinson, presidente del Grupo de Cerebro del NCRI y profesor de Neurocirugía y Ensayos Quirúrgicos de la Universidad de Liverpool (Reino Unido), que no participó en la investigación, destaca que "este nuevo estudio no sólo es el primero en investigar el impacto de la etnia en la supervivencia de los tumores cerebrales, sino también el primero en considerar los diferentes tipos de tumores cerebrales en los pacientes de Inglaterra".

"Dado que la cantidad y la calidad de los datos ha mejorado considerablemente en los últimos años, los investigadores han podido realizar un análisis detallado, y los resultados ayudan a llenar las lagunas en lo que actualmente es un área del cáncer poco investigada --prosigue--. Sin embargo, es necesario seguir investigando para tener en cuenta otros factores que pueden influir en estas diferencias, como el estilo de vida del paciente y la precocidad del diagnóstico. Una vez explorados en profundidad, los resultados podrían ser vitales para que los médicos proporcionen información adecuada a los pacientes sobre su pronóstico".

Contador

Para leer más