Actualizado 05/10/2021 18:34 CET

España, sin restricciones frente a la covid-19: ¿cómo será a partir de ahora la pandemia?

Archivo - Gente paseando por Madrid
Archivo - Gente paseando por Madrid - BRASILNUT1/ ISTOCK - Archivo

   MADRID, 5 Oct. (EDIZIONES) -

   Próximamente se cumplirán los dos años de pandemia. La buena noticia es que casi el 80% de los españoles cuenta con la pauta completa de vacunación frente a la COVID-19, y las restricciones se están suprimiendo, tal y como está sucediendo en los países de nuestro entorno. No obstante, no hay que olvidar que el virus sigue ahí. ¿Cómo va a evolucionar la pandemia? ¿Cómo debemos comportarnos a partir de ahora?

   La doctora África González Fernández es catedrática de Inmunología de la Universidad de Vigo, así como expresidenta de la Sociedad Española de Inmunología y del Centro de Investigaciones Biomédicas. Le preguntamos por este asunto en una entrevista con Infosalus y cree que todo va a ser diferente, y mejor (¡por fin!), a cómo lo han sido estos dos años anteriores; si bien no podemos relajarnos ante determinados escenarios, y seguir vacunándose quien no lo haya hecho y pueda.

   Precisamente, acaba de publicar 'Inmuno Power' (La Esfera de los libros), un libro que nos despeja las principales dudas que podamos tener en torno a nuestro sistema inmunitario, cómo funciona y por qué enfermamos, entre otros temas, y en el que dedica varios apartados a esta pandemia de coronavirus SARS-CoV-2.

   "Esta próxima temporada va a ser realmente mejor que el año pasado porque tenemos a gran parte de la población vacunada. Aparte, los españoles tienen bastante interiorizado que es fundamental la utilización de las mascarillas sobre todo en los espacios cerrados o muy concurridos, y que se debe seguir empleando a pesar del fin de las restricciones en estas ocasiones", agrega la investigadora del CINBIO de Vigo.

   Eso sí, precisa que todo también dependerá de la evolución de las variantes del SARS-CoV-2, de si llegan o no más, sobre todo de países donde se han producido muchos contagios, y que puedan poner en jaque tanto a los vacunados, como a quienes hayan superado la infección.

En cuanto a si se prevé una nueva oleada, la experta indica que sí pueden producirse pequeñas olas o pequeños connatos de contagios en determinadas zonas, como grupos de jóvenes o de residencias de ancianos, "pero en cualquier caso estas no van a ser ni de la extensión, ni de la duración, que las anteriores, porque las vacunas han mostrado que son muy eficaces y siguen manteniendo esa eficacia".

¿TERCERA DOSIS?

Aquí González Fernández recuerda que se está vacunando con una tercera dosis a las personas inmunodeprimidas, al mismo tiempo que se están ofreciendo en las residencias de mayores. "En cuanto a los cuadros de enfermedad grave por infección de COVID-19, al número de muertes y de hospitalizaciones, aquí iremos mejor en esta nueva temporada y gracias a la vacunación", subraya la especialista.

   Todo dependerá, según insiste, en cómo evolucionen las variantes del SARS-CoV-2 y cómo actúen las actuales vacuas frente a ellas porque igual, en lugar de una tercera dosis, será necesaria una nueva vacuna que pudiera ser multivariante, o otra específica frente a esa variante en concreto que pueda surgir.

QUÉ SUCEDE CON LOS NO VACUNADOS: EL CASO DE LOS NIÑOS

   Fundamentalmente los contagios se están produciendo ahora entre jóvenes y niños que no están vacunados, si bien reconoce que las infecciones en estos grupos poblacionales son más leves. Además, señala que de momento no están autorizadas las vacunas en menores.

   "A los niños, previsiblemente, no será necesario vacunarlos para alcanzar esa inmunidad comunitaria, ni tampoco para protegerlos porque en ellos la enfermedad es muy leve y tienen una inmunidad innata muy potente. No haría falta una vacunación en este grupo de edad, pero también habrá que ver si surgen nuevas variantes más contagiosas. Por ello, hay que esperar al resultado de los ensayos clínicos de estas vacunas en los niños y observar qué va sucediendo, pero por el momento no es prioritario la vacunación en este grupo de edad", recalca la doctora.

PRECAUCIONES A PARTIR DE AHORA

   Con todo ello, la catedrática en Inmunología destaca que en exteriores, si estamos al aire libre y hay poca gente, perfectamente podemos estar sin mascarilla y tranquilos. "El problema se encuentra en las zonas muy concurridas o de alto riesgo, como son los interiores, con mucha gente, si estamos en el transporte público, o en un centro hospitalario o de salud, así como en las residencias de mayores. Aquí se deben adoptar las medidas que ya conocemos para protegernos a nosotros y proteger a los demás", asegura.

   Hace hincapié en la necesidad de llevar una mascarilla bien sujeta a la cara, tanto por la parte de arriba como por la parte de abajo, al tiempo que cree que debe utilizarse en aquellos casos en los que podamos contagiar o ser contagiados: "Debemos utilizarlas con sentido común y especialmente en aquellas situaciones en las que podamos ver que estamos bien contagiándonos o que podemos contagiar a otros. También tener muy presente que la vacuna no previene de contagiarse, y que cualquier persona puede contagiarse y contagiar a otra".

EL CONTROL DE LA PANDEMIA

   Ahora bien, sobre cuándo estará más o menos controlada la pandemia, la doctora González Fernández mantiene que no lo estará hasta que no estemos en 25 casos por cada 100.000 habitantes. "No hemos llegado a este nivel, pero en situaciones de ámbito cerrado pueden darse pequeños brotes de personas que se puedan contagiar. A partir de ahora los casos de enfermedad grave por infección de SARS-CoV-2 serán más aislados, o de que se fallezca tras contraer la enfermedad, ya que casi el 80% de españoles está vacunado. Con lo cual hay que vacunarse", resalta.

   Es más, lanza un mensaje a todos esos españoles con reticencias a vacunarse, fundamentalmente por la vacuna y por sus efectos, o bien por su proceso de fabricación tan rápido: "Hay que dejar claro que las secuelas de contraer la COVID son peores, ni siquiera sabemos cuáles son en el largo plazo. Contraer la enfermedad es siempre mucho peor que los problemas que nos pueda dar la vacuna, un fármaco muy seguro, que se han testado en millones de personas, y que se ha demostrado eficaz, efectiva y que salva a millones y millones de vidas. Entonces, al no vacunarse, ponen en riesgo su propia vida. Conocemos muchos casos de personas que han fallecido o tienen enfermedad muy grave porque decidieron no vacunarse, o porque les llegó tarde".

   Sobre el negocio que puedan hacer las farmacéuticas con esta pandemia, la experta en Inmunología recalca que precisamente con las vacunas no lo hacen, porque la gente se pone una, máximo dos, y ya está. "Y su precio en esta pandemia, como por ejemplo en el caso de AstraZeneca, ha sido en muchos casos el coste o poco más. Así que incluso hay farmacéuticas que no van a ganar dinero o apenas lo harán con ello. Con lo que sí ganan dinero es con las enfermedades crónicas", explica González.

ESPAÑA HA SIDO UN EJEMPLO

   En última instancia, y sobre cómo se ha desarrollado la pandemia en España, cree que los españoles hemos supuesto un ejemplo para los países de nuestro entorno porque, a pesar de que tuvimos "muy mala suerte" con la primera oleada, que "nos sacudió muy fuerte y se registraron muchas muertes", nos hemos vacunado rápidamente y hemos ido aprendiendo y haciéndolo cada vez mejor.

   "Inicialmente pensábamos que lo estábamos haciendo muy mal pero todos los países lo han hecho lo mejor que han podido. En España se ha hecho moderadamente bien. Hay mucho voluntarismo en España, sobre todo gracias al sistema sanitario, y esto nos salva como país, gracias a la entrega de su personal sanitario. Siempre es muy fácil criticar cuando se mira hacia atrás, pero viendo otros países nos hemos comportado como sociedad muy bien", sentencia.

Contador