Publicado 10/08/2020 7:29:32 +02:00CET

La enfermedad de la guerra del Golfo y el síndrome de fatiga crónica son enfermedades distintas

Dolor de cabeza, ictus, malestar, fatiga, mareo
Dolor de cabeza, ictus, malestar, fatiga, mareo - PIXABAY / GERALT - Archivo

   MADRID, 10 Ago. (EUROPA PRESS) -

   Un estudio de imágenes cerebrales de veteranos con la enfermedad de la Guerra del Golfo (EGG) y pacientes con síndrome de fatiga crónica (SFC) también llamado encefalomielitis miálgica, ha demostrado que las dos enfermedades producen patrones de actividad cerebral claramente diferentes y anormales después de un ejercicio moderado.

   El resultado del estudio del Centro Médico de la Universidad de Georgetown, en Estados Unidos, sugiere que se trata de dos enfermedades distintas, un resultado que podría afectar el tratamiento de los veteranos con la enfermedad de la Guerra del Golfo, según publican en la revista en la revista 'Brain Communications'.

   Si bien se estima que el SFC afecta a entre el 0,2 y el 2% de la población de Estados unidos, la EGG es una enfermedad de múltiples síntomas que afecta aproximadamente del 25% al 300% de los aproximadamente 700.000 militares que participaron en la Guerra del Golfo Pérsico de 1990-1991.

   Las dos enfermedades comparten muchos síntomas, incluidos problemas cognitivos y de memoria (a menudo descritos como 'niebla mental'), dolor y fatiga después de un ejercicio leve a moderado. Algunas instituciones médicas, incluido el Departamento de Asuntos de Veteranos de Estados Unidos (VA), enumeran el síndrome de fatiga crónica como síntoma de EGG llamada enfermedad crónica de múltiples síntomas asociada con el servicio en la Guerra del Golfo por parte de los veteranos.

   "Nuestros resultados sugieren fuertemente que la EGG y SFC representan dos trastornos distintos del cerebro y, por lo tanto, el síndrome de fatiga crónica no es un síntoma de la enfermedad de la guerra del Golfo --dice Stuart Washington, becario postdoctoral y primer autor del estudio--. La combinación de dos trastornos diferentes podría conducir a un tratamiento inadecuado de ambos". Washington trabaja en el laboratorio de James Baraniuk, profesor de medicina en Georgetown.

   En el estudio, la resonancia magnética funcional (fMRI) reveló que los cerebros de los veteranos con EGG y los de los pacientes con SFC se comportaban de manera diferente al realizar la misma tarea de memoria después de un ejercicio moderado.

   Los veteranos con EGG mostraron una disminución en la actividad cerebral en el gris periacueductal, una región de procesamiento del dolor dentro del tronco encefálico, y en el cerebelo, una parte del cerebro responsable del control motor fino, la cognición, el dolor y la emoción.

   Por otro lado, los pacientes con SFC mostraron una mayor actividad en el gris periacueductal y en partes de la corteza cerebral relacionada con el mantenimiento de la vigilancia y la atención. En sujetos sanos, estas áreas del cerebro no tuvieron cambios en absoluto.

   Un estudio anterior publicado por este mismo grupo de investigación también sugirió que las dos enfermedades son distintas. Mostró que el ejercicio causa diferentes cambios en la composición molecular del líquido cefalorraquídeo en veteranos con EGG y pacientes con SFC.

   "Ahora que se ha demostrado que el SFC y la EGG afectan a diferentes regiones del cerebro, estas regiones pueden examinarse más de cerca mediante neuroimagen y otras técnicas para comprender mejor las similitudes y diferencias entre las dos enfermedades --destaca Baraniuk--. Una vez que esta nueva información se adopte ampliamente, los diagnósticos y tratamientos para ambos trastornos deberían mejorar".