Publicado 21/09/2020 07:57CET

Una encuesta europea muestra un conocimiento alarmantemente bajo de la disfunción eréctil

Disfunción eréctil
Disfunción eréctil - FLICKR / TU NEXO DE - Archivo

MADRID, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

El conocimiento de la disfunción eréctil (DE) es alarmantemente bajo entre los hombres y mujeres de 20 a 70 años en Europa, según revela una nueva encuesta encargada por la Asociación Europea de Urología (EAU). La mayoría de los encuestados no sabe qué implica exactamente, y uno de cada cuatro nunca ha oído hablar de ninguno de los siete tratamientos más comunes.

La encuesta examinó el conocimiento y la experiencia con DE de 3.032 hombres y mujeres de diferentes grupos de edad entre 20 y 70 años en España, Francia, Alemania y el Reino Unido. Cuando se les preguntó qué es la DE (la incapacidad de lograr o mantener una erección), la mayoría de los encuestados dieron respuestas incorrectas (34%) o dijeron que no sabían qué es (17%). Los solteros son los que menos conocen la definición de disfunción eréctil.

Los encuestados alemanes obtuvieron los peores resultados en esta pregunta ya que sólo el 49% respondió correctamente, en comparación con España donde lo hizo una sólida mayoría (78%).

"Dado que la disfunción eréctil es en realidad una afección médica masculina común, es sorprendente que la mayoría no sepa qué es", comenta el profesor Christopher Chapple, secretario general de la EAU.

De hecho, las Directrices de la EAU 2020 sobre salud sexual y reproductiva establecen que "los datos epidemiológicos han demostrado una alta prevalencia e incidencia de disfunción eréctil en todo el mundo".

Las Directrices mencionan, entre otros, un estudio que informa una prevalencia general de disfunción eréctil del 52% en hombres de 40 a 70 años. En la encuesta de la EAU, cuando se les preguntó qué porcentaje de hombres en su país de entre 50 y 80 años sufren de disfunción eréctil, los encuestados seleccionaron con mayor frecuencia "21-30%".

"El riesgo de tener disfunción eréctil aumenta con la edad, pero afecta a hombres de todas las edades y etnias --continúa el profesor Chapple--. Como resultado, no debería haber ningún tabú al respecto. Aunque me alegra ver que la mayoría de los encuestados que tienen experiencia con la disfunción eréctil dicen que hablen de ello, todavía hay margen de mejora".

Del 17% de los encuestados que tienen o tienen una pareja que alguna vez ha experimentado disfunción eréctil, aproximadamente uno de cada cuatro (26%) admitió no hablar de ello con nadie.

Consideran preocupante que para aquellos que están en una relación (aquellos que viven con una pareja, están casados, tienen una pareja civil o simplemente están en una relación), un promedio de solo el 29% habla entre sí sobre la disfunción eréctil.

Los encuestados alemanes a menudo se refieron a "sentirse incómodos al hablar sobre la disfunción eréctil" como su razón para no buscar ayuda profesional.

"Claramente, la disfunción eréctil es una afección médica común. No hay absolutamente ninguna razón para la vergüenza --enfatiza el profesor Chapple--. Hablen de ello entre sí. Esto proporcionará alivio y eliminará algo de la presión. La comunicación es la clave para romper el tabú".

Una pequeña mayoría del 53% buscó consejo médico de un profesional de la salud (un médico de cabecera, urólogo, sexólogo, terapeuta sexual o psicólogo). Curiosamente, los que tienen entre 20 y 30 años son los menos propensos a ver a un médico de cabecera, pero los más propensos a ver a un terapeuta sexual o psicólogo.

Los encuestados que no buscaron consejo médico tenían más probabilidades de no tener ningún motivo para ello. "Esto podría significar que no saben que pueden buscar ayuda profesional --añade el profesor Chapple--. Pero la disfunción eréctil siempre se puede tratar".

Se refiere a otro resultado alarmante; uno de cada cuatro de los encuestados (26%) nunca ha oído hablar de ninguno de los tratamientos para la disfunción eréctil enumerados en la encuesta: medicamentos, educación sexual y terapia de pareja, un dispositivo de erección por vacío, inyecciones en el pene, implantes de pene, terapia de ondas de choque y terapias tópicas.

El conocimiento sobre el tratamiento de la disfunción eréctil es más limitado en el Reino Unido. El 31% nunca ha oído hablar de ninguno de los tratamientos enumerados (en comparación con el 18% en España) y solo el 50% cree que la DE es tratable (mientras que el 68% en España lo cree).

"Entiendo que la disfunción eréctil puede parecerle un asunto privado. Pero esto no debería impedirle mejorar su calidad de vida. Por favor, hable de ello y busque ayuda", señala el doctor.

La encuesta fue encargada por la Asociación Europea de Urología (EAU) para su Semana de Urología anual (21-25 de septiembre de 2020). Se preguntó a más de 3.000 personas de España, Francia, Alemania y el Reino Unido sobre su conocimiento y experiencia con la disfunción eréctil (DE).

Contador