Encuentran una debilidad en un tipo de bacterias resistentes

Archivo - Mycobacterium ulcerans, el agente causante de la úlcera de Buruli.
Archivo - Mycobacterium ulcerans, el agente causante de la úlcera de Buruli. - DR_MICROBE/ISTOCK - Archivo
Publicado: viernes, 5 julio 2024 7:31

MADRID, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

Encuentran una debilidad en 'Pseudomonas aeruginosauna', una bacteria resistente, con el potencial de convertirse en el objetivo de una nueva forma de atacarla. El equipo investigador del Departamento de Bioquímica y Biología Molecular y del Departamento de Microbiología Clínica de la Universidad del Sur de Dinamarca ha publicado sus hallazgos en la revista 'Microbiology Spectrum'.

Cabe tener en cuenta que las bacterias resistentes a los antibióticos son expertas en desarrollar nuevas estrategias para evitar ser eliminadas por los antibióticos. Precisamente, de esas bacterias es 'Pseudomonas aeruginosa', que se encuentra naturalmente en el suelo y el agua, pero también los hospitales, residencias de ancianos e instituciones similares para personas con sistemas inmunitarios debilitados albergan cepas de esta bacteria. Como muchas cepas de P. Aeruginosa, que se encuentran en los hospitales, son resistentes a la mayoría de los antibióticos utilizados.

Tal y como se publica en 'Microbiology Spectrum', el equipo descubrió un mecanismo que reduce la formación de biopelículas en la superficie de P. Aeruginosa . La formación de una biopelícula viscosa y pegajosa es una poderosa herramienta utilizada por las bacterias para protegerse contra los antibióticos, un truco que también utiliza P. Aeruginosa.

"Esta biopelícula puede ser tan espesa y pegajosa que el antibiótico no puede penetrar la superficie celular y alcanzar su objetivo dentro de la célula", afirma Clare Kirkpatrick, jefa de investigación del Departamento de Bioquímica y Biología Molecular, y añade:"Quizás algún día podamos estimular farmacológicamente este mecanismo para reducir el desarrollo de biopelículas en la superficie de P. Aeruginosa ".

En concreto, los investigadores trabajaron con tres genes recién descubiertos en una cepa de P. aeruginosa cultivada en laboratorio. Cuando sobreexpresaron estos genes, observaron una fuerte reducción de la biopelícula. Es importante destacar que el sistema afectado por los genes es parte del genoma central de P. aeruginosa, lo que significa que se encuentra en todas las cepas de P. aeruginosa secuenciadas hasta ahora.

"Al ser parte del genoma central de P. Aeruginosa , este sistema se ha encontrado en todas las cepas investigadas de P. Aeruginosa, incluida una gran variedad de cepas aisladas de pacientes. Por lo tanto, hay razones para creer que la reducción de la biopelícula a través de este sistema debería ser eficaz en todas las cepas conocidas de P. Aeruginosa" , afirma Clare Kirkpatrick.

Las cepas de bacterias pueden evolucionar individualmente y mutar rápida y constantemente cuando están bajo presión. No es raro que los pacientes infectados con una cepa de P. Aeruginosa respondan bien inicialmente al tratamiento con antibióticos pero luego se vuelvan resistentes a medida que la cepa desarrolla resistencia durante el tratamiento. Las cepas mutan, pero su genoma central común no cambia.

En sus experimentos, los investigadores activaron el sistema reductor de biopelículas sobreexpresando genes. Pero también descubrieron que el sistema es estimulado naturalmente por el estrés de la pared celular. "Por lo tanto, si estresamos la pared celular, esto puede conducir naturalmente a una reducción de la biopelícula, lo que facilita que los antibióticos penetren la pared celular", según Clare Kirkpatrick, que agrega: "En la actualidad, los fármacos dirigidos a la pared celular no se utilizan ampliamente contra P. aeruginosa , pero tal vez podrían comenzar a usarse como aditivos para ayudar a reducir la producción de biopelículas y mejorar el acceso de los antibióticos existentes a las células".

Cuando se combaten bacterias infecciosas, solo hay un número limitado de objetivos a los que atacar. Los objetivos que se encuentran tanto en las células bacterianas como en las humanas no pueden atacarse, ya que los antibióticos también afectarían a las células humanas.

Las células bacterianas y las células humanas tienen algunos objetivos en común, como el proceso que replica el ADN y los procesos que controlan el metabolismo básico de la glucosa o la respiración en las células. Entre los objetivos exclusivos de las bacterias se encuentran diversas funciones proteicas y también la pared celular bacteriana se considera un objetivo adecuado, ya que es muy diferente de la pared celular humana.

Contador