Los efectos del BPA sobre el ADN podrían transmitirse de generación en generación

Publicado 16/01/2020 16:59:33CET
Botellas de plástico en un río
Botellas de plástico en un río - EUROPEAN PRESSPHOTO AGENCY (EPA) - Archivo

MADRID, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del Centro Médico de la Universidad de Texas en Galveston (Estados Unidos) han demostrado que el bisfenol A (BPA), un químico disruptor endocrino que puede interferir con las hormonas, activa una respuesta inmune en ratones que persiste durante al menos tres generaciones.

Algunos recipientes de plástico para alimentos y bebidas todavía contienen BPA, que puede imitar a la hormona estrógeno. Aunque los expertos dicen que es poco probable que las pequeñas cantidades de BPA detectadas en los alimentos causen problemas, a algunas personas les preocupa que las exposiciones constantes a bajos niveles puedan tener efectos sobre la salud, especialmente para los fetos en desarrollo, los bebés y los niños.

Estudios epidemiológicos han relacionado la exposición al BPA en el útero con el inicio del asma infantil. Otros estudios han evidenciado que el tratamiento de ratones embarazadas con la sustancia induce síntomas similares al asma en las madres y sus crías. Para entender mejor cómo el BPA podría desencadenar el asma alérgico, estos investigadores analizaron las proteínas producidas por las células inmunes de los ratones embarazadas tratados con BPA, sus crías y dos generaciones de ratones posteriores que no habían sido expuestos al BPA.

Mediante el uso de la espectrometría de masas, los investigadores compararon las proteínas producidas por ciertas células inmunitarias de ratones expuestos al BPA y sus descendientes con las de los ratones de control. En los ratones expuestos al BPA y las generaciones subsiguientes, algunas proteínas relacionadas con un sistema inmune innato activado, que desempeña un papel clave en la defensa antiviral y que también se relaciona con las enfermedades alérgicas, se produjeron en cantidades más altas que en los ratones de control. En particular, los ratones expuestos al BPA y sus descendientes produjeron aproximadamente el doble de una proteína llamada ZDHHC1, que también se produce en niveles más altos en respuesta al estrógeno.

Además, la exposición al BPA causó cambios en las enzimas que modifican las proteínas de unión al ADN llamadas histonas. Ese tipo de modificación puede causar cambios hereditarios en la expresión de los genes. Por lo tanto, los descendientes de los ratones originales expuestos al BPA podrían haber heredado cambios en la expresión del ADN que causen una activación errónea del sistema inmunológico, incluso en ausencia de BPA, según los investigadores.

Contador

Para leer más

Lo más leído

  1. 1

    Un pigmento de cebollas, manzanas, té o el vino tinto puede reducir significativamente la presión arterial

  2. 2

    El colágeno y su papel en nuestras articulaciones: ¿realmente son necesarios los suplementos?

  3. 3

    ¿Hasta que edad pueden los hombres tener hijos? ¿Existe una edad ideal?

  4. 4

    Desmontando la colitis ulcerosa, una enfermedad inflamatoria intestinal cada vez más frecuente

  5. 5

    China confirma transmisión de persona a persona del nuevo coronavirus y el contagio de personal médico