Publicado 02/08/2022 07:49

El efecto del mindfulness en la regulación del dolor

Archivo - Mujer haciendo meditación.
Archivo - Mujer haciendo meditación. - NATALIADERIABINA - Archivo

MADRID, 2 Ago. (EUROPA PRESS) -

Una investigación del Centro para Mentes Saludables de la Universidad de Wisconsin-Madison, en Estados Unidos, ha aislado los cambios en la actividad cerebral relacionada con el dolor que se producen tras el entrenamiento de la atención plena, señalando un camino hacia un tratamiento del dolor más específico y preciso.

El estudio, publicado en la 'The American Journal of Psychiatry', ha identificado las vías cerebrales específicas para la regulación del dolor cuya actividad se ve alterada por el curso de ocho semanas de reducción del estrés basado en la atención plena.

Estos cambios no se observaron en los participantes que siguieron un curso similar sin la enseñanza de la atención plena, lo que supone una nueva e importante prueba de que los cambios cerebrales se deben al propio entrenamiento de la atención plena, según Joseph Wielgosz, que dirigió el trabajo cuando era estudiante de posgrado en la UW-Madison y ahora es investigador posdoctoral en la Universidad de Stanford. El estudio es el primero que demuestra cambios cerebrales relacionados con el dolor a partir de un curso estandarizado de mindfulness que se ofrece ampliamente en entornos clínicos.

Populares entre los pacientes y prometedores en sus resultados clínicos, los cursos de formación en atención plena como el MBSR han ocupado un lugar central en la búsqueda de un enfoque más eficaz para el tratamiento del dolor. Mediante la práctica de la conciencia de la mente y el cuerpo sin prejuicios y "centrada en el presente", los participantes pueden aprender a responder al dolor con menos angustia y más flexibilidad psicológica, lo que en última instancia puede conducir a la reducción del propio dolor.

Para medir la respuesta neural al dolor, se escaneó el cerebro de los participantes en el estudio mientras recibían un estímulo térmico cuidadosamente controlado en el antebrazo. Los investigadores registraron dos firmas cerebrales de actividad relacionada con el dolor, desarrolladas por el colaborador Tor Wager, profesor de neurociencia del Dartmouth College. Esta innovadora técnica mejora notablemente la capacidad de detectar las señales relacionadas con el dolor en la compleja actividad del cerebro. Los cambios en las señales también pueden interpretarse más fácilmente en términos psicológicos.

Los participantes en el curso MBSR mostraron una reducción en una firma asociada a la intensidad sensorial del dolor. "Nuestro hallazgo apoya la idea de que, para los nuevos practicantes, el entrenamiento de la atención plena afecta directamente a la forma en que las señales sensoriales del cuerpo se convierten en una respuesta cerebral", destaca Wielgosz, cuyo trabajo fue apoyado por los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos.

El estudio también analizó el entrenamiento de la atención plena a largo plazo. Curiosamente, la práctica en retiros intensivos de meditación se asoció con cambios en la firma neural de las influencias que conforman el dolor de forma indirecta -por ejemplo, las diferencias en la atención, las creencias y las expectativas, factores que a menudo aumentan los niveles percibidos de angustia en quienes no meditan.

Al igual que un atleta experimentado practica un deporte de forma diferente a un principiante, los practicantes de mindfulness experimentados parecen utilizar sus "músculos" mentales de forma diferente en respuesta al dolor que los meditadores noveles", afirma Wielgosz. "Estos hallazgos ayudan a mostrar el potencial de la práctica de la atención plena como una conducta de estilo de vida", añade.

El estudio también es significativo para el campo de la investigación del dolor por su uso de medidas del dolor basadas en el cerebro junto con las valoraciones subjetivas de los participantes en un ensayo aleatorio. Los investigadores del dolor llevan mucho tiempo buscando formas de medir biológicamente el efecto del tratamiento.

"Observar las firmas neuronales junto con las experiencias de los pacientes reveló conocimientos sobre la atención plena que nunca habríamos podido detectar a través de ninguna de las dos por separado", subraya Wielgosz.

Así, además de los conocimientos que aporta sobre la atención plena, los investigadores creen que su estudio puede servir de modelo para futuras investigaciones, ayudando a desentrañar la complejidad del dolor y, en última instancia, a reducir la carga que supone en nuestras vidas.

Contador