Identifican una mutación genética rara que podría estar relacionada con la esquizofrenia

Actualizado 22/01/2013 19:54:01 CET

MADRID, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Universidad John Hopkins, en Estados Unidos, han identificado una extraña mutación genética en una familia con una alta tasa de esquizofrenia que podría confirmar la relación entre este trastorno mental y la presencia de anomalías genéticas en las células cerebrales.

El trabajo, cuyas conclusiones publica la revista 'Molecular Psychiatry', ha revelado que aquellos miembros de esta familia que presentaba mutado el gen de la proteína NPAS3 tienen un riesgo mayor de desarrollar esquizofrenia u otra enfermedad mental debilitante.

Esta proteína se encarga de regular el desarrollo de las neuronas sanas, especialmente en una región del cerebro conocida como el hipocampo, que parece ser la afectada en la esquizofrenia.

"La comprensión de las vías moleculares y biológicas de la esquizofrenia es una poderosa manera de avanzar en el desarrollo de tratamientos con menos efectos secundarios y un mejor funcionamiento de los actualmente disponibles", ha explicado el autor del estudio, Frederick C. Nucifora.

Además de factores ambientales, se cree que hay muchos genes que juegan un papel importante en el origen de esta enfermedad mental, caracterizada por una mezcla de alucinaciones, delirios o deterioro cognitivo, entre otros síntomas.

Aunque los estudios realizados hasta el momento muestran que la mutación del NPAS3 es poco frecuente, Nucifora asegura que el hallazgo puede llevarles a una mejor comprensión de cómo otros genes pueden contribuir al desarrollo de esta enfermedad, incluso en ausencia de dicha mutación.

Para el estudio, Nucifora y su equipo utilizaron muestras de sangre para analizar el ADN de 34 personas con esquizofrenia o una condición relacionada, trastorno esquizoafectivo, todas ellas pertenecientes a familias en las que más de una persona tenía la enfermedad.

Los investigadores estaban buscando específicamente mutaciones del NPAS3 mutaciones después de que una investigación anterior sugiriera que podría estar implicado en la esquizofrenia, y la encontró en una de las familias.

Mediante el análisis de muestras de sangre de esa familia --dos padres y cuatro hijos adultos-- se encontraron con que la madre, que tiene esquizofrenia, sus dos hijos con esquizofrenia, y su hijo con depresión mayor todos tenían la versión mutada del NPAS3.

El gen NPAS3 proporciona instrucciones para la producción de una proteína que contiene 933 aminoácidos, y la mutación apenas provocó un único cambio: una valina que se cambió a una isoleucina.

MUTACIÓN SIMILAR EN UNA PROTEÍNA LIGADA AL ALZHEIMER

Nucifora dice que no se sabe cómo esta única mutación afecta a la función o la estructura de NPAS3, pero una posible pista proviene del hallazgo de otros investigadores que observaron este cambio en una proteína conocida como APP ligada a la enfermedad de Alzheimer.

Los autores del estudio entendían que esta alteración podía actuar como un interruptor maestro en las células para controlar el destino de muchos otros genes implicados en el desarrollo del cerebro y el metabolismo.

Para corroborarlo, Nucifora y su equipo analizaron las neuronas en el laboratorio y comprobaron que las neuronas sanas presentaron unas extensiones largas que, en el caso de la mutación, no se producía.

"Hemos demostrado que la mutación altera la función del NPAS3, con efectos potencialmente dañinos en las neuronas", dice el autor del estudio, que apunta que el siguiente paso es "averiguar exactamente cómo la disrupción genética altera la función neuronal, y cómo estas neuronas anormales influyen en el cerebro".