Publicado 14/02/2020 8:29:48CET

Edad postconcepcional y edad corregida en los bebés prematuros, ¿qué edad tienen realmente?

Bebé prematuro.
Bebé prematuro. - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / ONDROOO - Archivo

   MADRID, 14 Feb. (EDIZIONES) -

   La Organización Mundial de la Salud (OMS) establece que un bebé es prematuro cuando "nace antes de haberse completado 37 semanas de gestación", y recuerda que normalmente el embarazo dura unas 40 semanas.

   Según indica, la mayor parte de partos prematuros tienen lugar de forma espontánea, si bien algunos se desencadenan como consecuencia de la inducción precoz de las contracciones uterinas o del parto por cesárea, ya sea por razones médicas o no médicas. No se conocen exactamente las causas de los partos prematuros, según reconoce la máxima institución internacional en materia sanitaria.

   Hoy en día, la medicina neonatal ha conseguido avances espectaculares y prácticamente las mismas complicaciones que puede tener un bebé de 24 semanas de edad gestacional las puede tener también un bebé de 34 semanas. "La diferencia es que a las 34 semanas es muchísimo menos probable que las tenga, mientras que a las 24 semanas es posible que tenga varias. Pero cada caso es único", precisa el neonatólogo José María Lloreda en 'Nacer antes de tiempo', una guía para padres de niños prematuros (Arcopress).

   Y es que muchos bebés prematuros tienen dificultades para respirar, para comer, o para mantener la temperatura corporal de forma adecuada y, por eso, explica que en las unidades de neonatos se les da calor a través de las cunas e incubadoras, se les alimenta, o se les ayuda a respirar. En menores de 35 semanas es difícil que consigan esto por ellos mismos en los primeros días de vida.

   Es por ello por lo que, entre otras razones, se fija la edad postconcepcional y la edad corregida, que a veces tanto lía a los padres y a sus allegados. "Los términos de 'edad postconcepcional' y 'edad corregida' entrarán en vuestras vidas para no salir al menos hasta los dos años, por lo que cuanto antes lo conozcáis, mejor, ya que os ayudará a comprender muchas cosas", precisa.

   En concreto, Lloreda señala que la 'edad postconcepcional' es la edad gestacional que el bebé tendría si no hubiera nacido. "Imaginad que vuestro bebé nace de 32 semanas. Cuanto tenga 4 semanas de vida tendrá 36 semanas de edad postconcepcional. Los bebés de su promoción, los que no han nacido, van por la semana 36 de gestación. Pasadas otras 4 semanas tendría 40 semanas de gestación si no hubiera nacido", precisa el especialista.

   Así, subraya que desde que cualquier prematuro llega a esas 40 semanas teóricas, se empieza a contar desde 0, y como 'edad corregida'. "En el ejemplo anterior , el bebé de 32 semanas, 8 semanas después tendría 40 semanas, o lo que es lo mismo, 0 semanas de 'edad corregida'", indica.

   Lloreda asegura que es tan importante el empleo de estos términos porque el desarrollo del bebé se basa en la 'edad corregida', y no en la edad en la que nació. Así, los niños prematuros, por poca estimulación y por enfermedades graves, pueden incluso tardar más aún, incluso contando con la edad corregida, y tener un desarrollo normal.

   "Y no sólo en el desarrollo neurológico, sino que también en cómo ganan peso o crecen, se usa la edad corregida. Si un día vais a urgencias con vuestro bebé que tiene 6 meses de vida, pero que fue prematuro de 24 semanas, realmente será el bebé de 6 meses más pequeño que hayan visto nunca, porque no hay que comprarlo con los niños de 6 meses, sino con los de su promoción, que nacieron después y ahora sólo tienen 2 meses", aprecia.

LA EDAD CRONOLÓGICA

   Por otro lado, el también pediatra puntualiza que la 'edad cronológica' es la fecha de nacimiento legal y además sirve para administrar, por ejemplo, las vacunas, que no se ponen según la edad corregida; es una de las excepciones.

   Desde la Asociación Española de Pediatría (AEP) recomiendan utilizar la edad corregida del niño al valorar su desarrollo físico y psicomotor. "Las vacunas deben seguir el orden establecido en el calendario para todos los niños, independientemente del grado de prematuridad. En la introducción de la alimentación complementaria se recomienda tener en cuenta la edad corregida del bebé e individualizar. El pediatra será quien recomiende lo mejor para el bebé", asegura esta entidad.

   Asimismo, ve importante corregir la edad según la prematuridad del bebé para poder valorar apropiadamente la evolución del desarrollo neurológico y físico. "El desarrollo de un prematuro no puede compararse con un bebé nacido a término, al menos hasta los 2 años, porque durante este tiempo el bebé prematuro va a madurar despacito y va a recuperar el tiempo que le faltó para llegar a su término", concluye la AEP.

   Finalmente, la Academia Americana de Pediatría resalta que lo más importante es asegurarse de que los bebés prematuros están progresando en su desarrollo, y el bebé deberá progresar desde apoyarse para ponerse de pie, permanecer de pie, y luego caminar.

    "Recuerde que los niños alcanzan nuevos logros importantes en diferentes edades. Usted conocerá a su hijo mejor que nadie más. Cuando lo vigile cuidadosamente, verá las maneras en las que está creciendo. También sabrá si necesita más ayuda. Recuerde, no tiene que hacerlo sola. Hay doctores, maestros y otras personas e información para ayudarle", sentencia.

Contador