Publicado 12/03/2021 12:31CET

La edad avanzada, la miopía, la diabetes y los antecedentes familiares influyen en la progresión del glaucoma

Archivo - Glaucoma, vista, revisión, oculista
Archivo - Glaucoma, vista, revisión, oculista - IMO - Archivo

MADRID, 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

Además de la presión ocular, hay otros factores que intervienen en la progresión del glaucoma, como la edad avanzada, los antecedentes familiares de glaucoma, la miopía y la diabetes, según destaca el director médico de Clínica Baviera, el doctor Gonzalo Muñoz, con motivo del Día Mundial del Glaucoma, que se conmemora este viernes.

Aunque el glaucoma suele estar ligado a una presión intraocular elevada, no todo paciente hipertenso ocular acabará desarrollando esta grave patología visual. Por otro lado, una tercera parte de los pacientes con glaucoma tienen niveles de presión intraocular en el rango de la normalidad. Según detalla el doctor Gonzalo Muñoz, "el glaucoma se produce por una intolerancia a la propia presión intraocular, que puede estar o no elevada respecto a los valores considerados normales, por eso, es fundamental rebajar la presión dentro del ojo cuando se detecta la enfermedad".

En cuanto a los tipos, habitualmente los glaucomas se dividen en dos grandes grupos (de ángulo abierto o de ángulo cerrado). El de ángulo abierto, que es el más frecuente, afecta aproximadamente a un 3 por ciento de la población y el glaucoma de ángulo cerrado, que es menos habitual, es más peligroso porque cursa con un daño agudo y más severo sobre la visión.

El glaucoma comienza como una enfermedad asintomática con pérdida de campo visual periférico, de manera que el 50 por ciento de los pacientes descubre que lo padece cuando su estado es muy avanzado y con daños oculares irreversibles que se traducen en una reducción importante del campo visual en la denominada visión en túnel.

Es por ello que los oftalmólogos insisten tanto en la importancia de las revisiones que permitan el diagnóstico precoz de la enfermedad. "El glaucoma es una enfermedad que solo da síntomas en fases muy evolucionadas, cuando el daño es irreversible, por lo que una revisión a tiempo puede evitar su desarrollo en el 90 por ciento de los casos", indica el doctor Muñoz.

La investigación en el campo del glaucoma ha permitido descubrir nuevas técnicas de diagnóstico y tratamiento totalmente adaptados a cada paciente. "Gracias a la investigación, hemos descubierto nuevas fórmulas para mejorar la efectividad de las gotas hipotensoras, el láser o la cirugía tradicional, que son las tres principales opciones de tratamiento. Con ello buscamos que la solución pautada por el especialista resulte cada vez más efectiva, mejor tolerada y menos invasiva para el paciente", concluye el doctor Muñoz.