Publicado 03/06/2021 07:17CET

La ecolocalización puede ayudar a las personas con pérdida de visión

Archivo - Retina con DMAE
Archivo - Retina con DMAE - IMO - Archivo

MADRID, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

La ecolocalización es conocida en las especies de ballenas o murciélagos, pero investigaciones anteriores también han indicado que algunas personas ciegas pueden usar la ecolocalización basada en clics para juzgar espacios y mejorar sus habilidades de navegación, según publican en la revista 'PLOS ONE'.

Equipado con este conocimiento, un equipo de investigadores, dirigido por el doctor Lore Thaler, de la Universidad de Durham, en Reino Unido, ha profundizado en los factores que determinan cómo las personas aprenden esta habilidad y ha comprobado que la ecolocalización puede ayudar a las personas con pérdida de visión.

Conocido como el sistema de sonar propio de la naturaleza, la ecolocalización se produce cuando un animal emite un sonido que rebota en los objetos del entorno, devolviendo ecos que proporcionan información sobre el espacio circundante.

A lo largo de un programa de entrenamiento de 10 semanas, el equipo investigó cómo la ceguera y la edad afectan al aprendizaje de la ecolocalización basada en el clic. También estudiaron cómo afecta el aprendizaje de esta habilidad a la vida cotidiana de las personas ciegas.

En el estudio participaron personas ciegas y videntes de entre 21 y 79 años que se entrenaron durante 10 semanas. Los participantes ciegos también participaron en una encuesta de seguimiento de 3 meses en la que se evaluaron los efectos del entrenamiento en su vida cotidiana.

Tanto los videntes como los ciegos mejoraron considerablemente en todas las medidas y, en algunos casos, su rendimiento fue comparable al de los ecolocalizadores expertos al final del entrenamiento. Sorprendentemente, en algunos casos las personas videntes obtuvieron mejores resultados que los ciegos.

Sin embargo, es importante destacar que ni la edad ni la ceguera fueron un factor limitante en el ritmo de aprendizaje de los participantes o en su capacidad para aplicar sus habilidades de ecolocalización a tareas novedosas y no entrenadas. Además, en la encuesta de seguimiento, todos los participantes ciegos declararon haber mejorado su movilidad, y el 83% informó de una mayor independencia y bienestar.

En general, los resultados sugieren que la capacidad de aprender la ecolocalización basada en el clic no está fuertemente limitada por la edad o el nivel de visión. Esto tiene implicaciones positivas para la rehabilitación de personas con pérdida de visión o en las primeras etapas de la pérdida de visión progresiva.

En la actualidad, la ecolocalización basada en el clic no se enseña como parte del entrenamiento de la movilidad y la rehabilitación de las personas ciegas. También existe la posibilidad de que algunas personas sean reacias a utilizar la ecolocalización basada en clics debido al estigma que se percibe al hacer los clics necesarios en entornos sociales.

A pesar de ello, los resultados indican que las personas ciegas que utilizan la ecolocalización y las que se inician en ella confían en utilizarla en situaciones sociales. Las posibles barreras relacionadas con el estigma percibido son quizá mucho menores de lo que se pensaba.

La doctora Lore Thaler, del Departamento de Psicología de la Universidad de Durham, recuerda que "las personas que participaron en nuestro estudio informaron de que el entrenamiento en ecolocalización basada en clics tuvo un efecto positivo en su movilidad, independencia y bienestar, lo que atestigua que las mejoras que observamos en el laboratorio trascendieron en beneficios positivos para la vida fuera del laboratorio".

"Estamos muy entusiasmados con esto --reconoce-- y creemos que tendría sentido proporcionar información y entrenamiento en ecolocalización basada en clics a las personas que todavía pueden tener una buena visión funcional, pero que se espera que pierdan la visión más adelante en la vida debido a condiciones oculares degenerativas progresivas".

El cerebro humano sigue sorprendiéndonos con sus capacidades para las estrategias de aprendizaje complejas y la neuroplasticidad para alterar su propia estructura para procesar mejor la información de sus sentidos.

Contador