Actualizado 31/03/2011 19:41 CET

Disminuye la tasa de mortalidad del cáncer de próstata debido al diagnóstico precoz y a los avances terapéuticos

MADRID, 31 Mar. (EUROPA PRESS) -

La tasa de mortalidad a causa del cáncer de próstata se ha reducido gracias al diagnóstico precoz y a los avances terapéuticos. En concreto, la braquiterapia posee multitud de ventajas frente a otros tipos de radioterapia, como la radiación externa (EBT), puesto que libera la dosis necesaria de radiación en un periodo de tiempo mucho menor, el tratamiento dura de uno a dos días frente a las siete semanas de la EBT y su precisión consigue reducir el riesgo de que los tejidos y órganos sanos que rodean al tumor se vean dañados.

Así quedó de manifiesto durante el encuentro educativo organizado por Nucletron en Sintra (Portugal) al que asistieron más de un centenar de urólogos europeos que analizaron las diferentes alternativas disponibles frente al cáncer de próstata, el tumor más frecuente entre los hombres europeos pero cuya mortalidad desciende cada año como consecuencia del diagnóstico precoz y las novedades terapéuticas.

En este sentido, los expertos recordaron que la braquiterapia cuenta con la ventaja de tener menos efectos secundarios que la EBT. Es decir, el riesgo de padecer posteriormente incontinencia o disfunción eréctil es más bajo cuando se ha utilizado esta técnica, algo que mejora la calidad de vida del paciente, puesto que recibe un tratamiento más corto y se recupera antes.

"La braquiterapia juega un papel fundamental por ser una opción terapéutica de riesgo bajo-intermedio para los tumores localizados", ha explicado el urólogo del Hospital Addenbrooke en Reino Unido, el doctor Christof Kastner, quien ha asegurado que en los últimos años se han realizado importantes avances este campo, sobre todo en su planificación.

En España, el cáncer de próstata es el segundo tumor más frecuente entre los varones después del cáncer de pulmón. Así, se calcula que para 2015 la incidencia de cáncer de próstata será de aproximadamente 16.000 casos. Además, se observa que cada vez afecta a hombres más jóvenes, en concreto, alrededor de los 50 años.