Publicado 17/05/2021 16:42CET

Diseñan un organismo que podría diagnosticar los brotes de la enfermedad de Crohn

Archivo - Enfermedad de Crohn, intestino, enfermedad intestinal
Archivo - Enfermedad de Crohn, intestino, enfermedad intestinal - PIXABAY/ELIONAS2 - Archivo

MADRID, 17 May. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Universidad de Rice (Estados Unidos) han creado una bacteria con las capacidades necesarias para diagnosticar una enfermedad humana. En concreto, la cepa modificada de la bacteria intestinal 'E. coli' detecta el pH y se ilumina cuando encuentra acidosis, una condición ácida que suele producirse durante los brotes de enfermedades intestinales inflamatorias como la colitis, la ileítis y la enfermedad de Crohn.

En su trabajo, publicado en la revista 'Proceedings of the National Academy of Sciences', los investigadores utilizaron el organismo creado en un modelo de ratón de la enfermedad de Crohn para demostrar que la acidosis activa un conjunto de genes característicos. La firma genética correspondiente en humanos se ha observado previamente durante la inflamación activa en pacientes con enfermedad de Crohn.

El coautor del estudio, Jeffrey Tabor, cuyo laboratorio diseñó la bacteria que detecta el pH, señala que podría reprogramarse para que produzca colores que aparezcan en el inodoro en lugar de las etiquetas fluorescentes utilizadas en los experimentos anteriores. "Creemos que podría añadirse a los alimentos y programarse para que el agua del retrete se vuelva azul y avise a los pacientes cuando un brote esté comenzando", detalla.

A lo largo de sus 3.500 millones de años de historia, las bacterias han desarrollado innumerables circuitos genéticos específicos y sensibles para percibir su entorno. Tabor y sus colegas han desarrollado un kit de herramientas de biohacking que les permite mezclar y combinar las entradas y salidas de estos sensores bacterianos.

Los investigadores han estudiado los genes que se activan y desactivan en esas condiciones y necesitaban una herramienta para medir el pH en el intestino y demostrar que lo que observaban en los experimentos in vitro también ocurría realmente en un animal vivo.

"Colonizar esta cepa bacteriana era la herramienta biológica perfecta para controlar la acidosis durante la inflamación activa. La correlación de la expresión genética intestinal con las bacterias detectoras del pH demostró ser un conjunto útil y valioso de biomarcadores de la inflamación activa en el intestino", apuntan. La bacteria que detecta el pH podría avanzar potencialmente para los ensayos clínicos en humanos en varios años.