Diferencias y similitudes entre fibromialgia y fatiga crónica

Publicado 14/08/2019 8:16:39CET
Dolor de espalda, oficina, fibromialgia
Dolor de espalda, oficina, fibromialgiaGETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / LIGHTFIELDSTUDIOS

MADRID, 14 Ago. (EDIZIONES) -

Las diferencias entre fibromialgia y síndrome de fatiga crónica pueden ser algo difusas, pero existen. A pesar de tener puntos en común y existir cierto solapamiento entre ambas, no son la misma enfermedad.

"Los expertos, desde el punto de vista clínico, diferenciamos estas dos enfermedades", confirma a Infosalus el portavoz de la Sociedad Española de Reumatología (SER), el doctor Javier Rivera, que no obstante, especifica que "desde el punto de vista fisiopatológico, pensamos que ambas enfermedades están producidas probablemente por la misma alteración".

En efecto, fibromialgia, una enfermedad reumática, y síndrome de fatiga crónica están íntimamente relacionadas. "Por ejemplo, el 80 por ciento de los pacientes con fatiga crónica tienen dolor, pero es que aproximadamente un 70 por ciento de los pacientes con fibromialgia tienen fatiga crónica", puntualiza el experto. Pero, aunque la solución propuesta es la utilización de un término que englobe a las dos enfermedades y algunos aspectos más, los 'síndromes de sensibilización central', "entre ambas hay puntos distintos", insiste el doctor Rivera.

La diferencia fundamental entre fibromialgia y fatiga crónica radica en el dolor. "El paciente con síndrome de fatiga crónica lo que te viene contando fundamentalmente es la fatiga incapacitante que tiene; el paciente con fibromialgia lo que te cuenta es el dolor crónico", afirma el experto.

El dolor es el síntoma de la fibromialgia más importante. Es un dolor "crónico, generalizado en el aparato locomotor, es decir, músculos articulaciones y ligamentos. Es un dolor continuo y no respeta horarios, ni descansos ni tiempos", explica el doctor Rivera. Y sí, el cansancio "importante" también se engloba entre el resto de síntomas de la fibromialgia, pero hay que añadir "alteraciones del sueño, síntomas de ansiedad o depresión y alteraciones intestinales", especifica el portavoz de la SER.

Otras diferencias entre fibromialgia y fatiga crónica se concretan en la frecuencia en la que se dan las enfermedades y el sexo de los afectados. "La fibromialgia es una enfermedad que tratamos con mucha frecuencia por la prevalencia que tiene en la sociedad. Se calcula que el afecta aproximadamente al 2,4 por ciento de la población y se da fundamentalmente en mujeres", subraya el doctor Rivera.

En cambio, "las cifras de la fatiga crónica son mucho más difusas" pero "en absoluto es tan frecuente como la fibromialgia", detalla el experto, que menciona que los afectados pueden alcanzar el 1 por ciento, aunque depende de qué criterios se utilicen para hacer el diagnóstico. "La gran mayoría de los pacientes que vemos con síndromes de sensibilización central son fibromialgia, afortunadamente, una pequeña parte de ellos son de fatiga crónica", continúa el portavoz de la SER. Además, en su mayoría son hombres.

DIFERENCIAS EN EL TRATAMIENTO

El tratamiento constituye otra diferencia entre fibromialgia y síndrome de fatiga crónica. Aunque ambos tratamientos son "complejos", según el doctor Rivera, y ninguno es curativo, la fibromialgia contempla vías de abordaje que no hace el síndrome de fatiga crónica.

"Tenemos tres líneas de tratamiento: los fármacos, el ejercicio físico y el apoyo psicológico, porque tenemos que enseñar al paciente a manejar, a gestionar en las mejores condiciones posibles su enfermedad", apunta el doctor Rivera en cuanto a la fibromialgia. "Esta mezcla de terapias consigue controlar la sintomatología de los pacientes", asegura el experto.

Sin embargo, en el caso de la fatiga crónica el tratamiento se complica por una razón de peso: la intolerancia farmacológica, "mucho mayor que la fibromialgia", lamenta el doctor Rivera. Además, algunos pacientes de fatiga crónica "están en una situación de una intolerancia absoluta para realizar ejercicios y movimientos mínimos", agrega el experto. Por lo tanto, "si tienes tres ramas de tratamiento y dos te están fallando estrepitosamente, nos quedan muy pocas posibilidades", siente el portavoz de la SER.

EN COMÚN: QUE ESTÁN INFRAVALORADAS

No obstante, fibromialgia y fatiga crónica tienen un punto en común: que están "infravaloradas", a juicio del doctor Rivera. "Hay muy poca conciencia del problema de estas enfermedades, en primer lugar por el propio sistema sanitario", continúa el portavoz de la SER, que critica que "hasta hace muy poco tiempo no se estudiaban en la facultad de medicina". "Cuando estas enfermedades han empezado a aparecer en sociedad, porque la prevalencia va aumentando, nos hemos encontrado con un cuerpo de médicos que no son capaces de diagnosticarlas y tratarlas", especifica el doctor Rivera.

Además, "desde el punto de vista de los pacientes también hay una ignorancia importante de lo que es esta enfermedad", puntualiza el experto, que gestiona un blog de información dirigido a personas que sufren fibromialgia llamado 'Fibromialgia sin miedos'. "El paciente lo primero que tiene que tener es un conocimiento exquisito de su propio problema porque, si no, no va a poder poner en marcha las medidas terapéuticas", defiende el doctor Rivera.

Contador