¿Cómo detectar un trastorno de ansiedad?

Ataque de pánico, ansiedad, estrés
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / ANTONIOGUILLEM
Publicado 22/01/2019 11:02:37CET

MADRID, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los trastornos por ansiedad son problemas habituales de salud mental que afectan a la capacidad de trabajo y la productividad, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), que cifra en más de 260 millones las personas que los sufren.

El trastorno de ansiedad es "una reacción de preocupación extrema o gran nerviosismo por determinadas situaciones rutinarias", concreta la psicóloga de la Asociación AISS, Paula Cuesta, en un intento de definir el conjunto de dificultades que se dan en esta alteración.

Las manifestaciones sintomatológicas de la ansiedad son muy variadas y pueden clasificarse en diferentes grupos, como indican desde Clínica de la Ansiedad. Estos pueden ser físicos (taquicardias, palpitaciones, opresión en el pecho, falta de aire); psicológicos (agobio, sensación de amenaza o peligro, ganas de huir o atacar, inseguridad, sensación de vacío); de conducta (hipervigilancia, bloqueos, torpeza o dificultad para actuar); intelectuales o cognitivos (dificultades de atención, concentración y memoria, aumento de los despistes); y sociales (irritabilidad, ensimismamiento, dificultades para iniciar o seguir una conversación, etcétera).

Sin embargo, tal y como alertan desde el centro de consultas externas, no todas las personas tienen los mismos síntomas, ni éstos se dan con la misma intensidad en todos los casos. Cada persona, según su predisposición biológica y/o psicológica, se muestra más vulnerable o susceptible a unos u otros síntomas.

"Quizás el mayor problema al que se enfrenta quien vive con ansiedad es el propio desconocimiento por parte tanto de la persona que lo padece como de su entorno", alega la fundadora y presidenta de la Asociación AISS Salud Mental. Por ello, considera esencial "aprender sobre lo que está pasando en el cuerpo y en la mente, conocerse a uno mismo, los síntomas que experimenta, tener paciencia y no alimentar los síntomas para no hacerlos más grandes".

La doctora Cuesta, añade la importancia de conocer los síntomas "para no asustarse ni generar alarma por el desconocimiento de estos". Además, este trastorno "puede tratarse con psicoterapia, medicamentos o una combinación de ambos, pero es importante acudir a un especialista y buscar la forma más adecuada", afirma.

MANIFESTACIONES MÁS COMUNES DE LA ANSIEDAD

Por su parte, la Asociación AISS ha resumido en seis las experiencias más comunes que vive una persona con trastorno de ansiedad con el objetivo de ayudar a identificar un posible trastorno, tanto si lo sufre uno mismo como si es un allegado, y así evitar complicaciones.

- Sensación de estar excesivamente preocupado y nervioso, a veces sin motivo aparente, o por cosas que no parecen a simple vista muy importantes.

- Miedo a fallar en situaciones rutinarias, como ir al trabajo. La falta de concentración genera inseguridad y miedo a fallar, el cansancio y la falta de energía complican cada situación.

- Problemas para dormir debido a la preocupación excesiva, que impide conciliar el sueño.

- Quejas repetidas de síntomas físicos, entre los más comunes se posicionan el dolor de cabeza, dolor de estómago, mareos y sensación de asfixia.

- Sensación de estar atrapado, no siempre en un entorno físico, sino que muchas veces es en la propia cabeza, en los problemas, dentro de un círculo que le impide avanzar, etcétera.

- Deterioro social, académico y/o laboral. Las relaciones personales se hacen muy complicadas debido, en parte, a las sensaciones anteriores, la falta de autoestima, los miedos y la falta de motivación.