Publicado 03/05/2022 18:40

Descubren las vías de coagulación de la COVID-19 grave en los niños

Archivo - Un niño con mascarilla en un aula del Colegio Privado Alameda de Osuna en el primer día del curso escolar 2020-2021, en Madrid (España) a 7 de septiembre de 2020.
Archivo - Un niño con mascarilla en un aula del Colegio Privado Alameda de Osuna en el primer día del curso escolar 2020-2021, en Madrid (España) a 7 de septiembre de 2020. - Jesús Hellín - Europa Press - Archivo

MADRID, 3 May. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del Instituto de Investigación Infantil Murdoch y la Universidad de Melbourne (Australia) han descubierto las vías de coagulación de la sangre y de las proteínas inmunitarias que se activan en los casos graves de COVID-19 en los niños, lo que abre el camino a un diagnóstico más temprano y a tratamientos más específicos.

El estudio, publicado en la revista científica 'Nature Communications', ha identificado los mecanismos de la enfermedad en los niños con COVID-19 que presentan un síndrome inflamatorio multisistémico, en el que pueden inflamarse diferentes partes del cuerpo, como el corazón, los pulmones y el cerebro, y el síndrome de dificultad respiratoria aguda, un tipo de enfermedad pulmonar.

Los principales factores desencadenantes de la gravedad del COVID-19 en los niños eran la coagulación de la sangre y la reacción de las proteínas del sistema inmunitario ante el virus.

"Los niños son, en general, menos susceptibles al COVID-19 y presentan síntomas más leves, pero aún no está claro qué es lo que hace que algunos desarrollen una enfermedad muy grave. Nuestra investigación fue la primera en descubrir las vías específicas de coagulación de la sangre y de proteínas inmunitarias afectadas en los niños con COVID-19 que desarrollaron síntomas graves", explica el líder del estudio, Conor McCafferty.

Para el estudio, se recogieron muestras de sangre de 20 niños sanos y muestras de 33 niños infectados por el SARS-CoV-2 con síndrome inflamatorio multisistémico o síndrome de dificultad respiratoria aguda en el Hôpital Necker-Enfants Malades, de los Hospitales Universitarios del Gran París (Francia).

La recogida de muestras para describir mejor los mecanismos de estos síndromes y el establecimiento de colaboraciones a nivel mundial se consideraban cuestiones clave para mejorar el tratamiento y los resultados.

La investigación descubrió que 85 y 52 proteínas eran específicas del síndrome inflamatorio multisistémico y del síndrome de dificultad respiratoria aguda, respectivamente. Ambos síndromes son las principales consecuencias potenciales de la COVID-19 grave.

Los datos muestran que el 1,7 por ciento de los casos pediátricos hospitalizados con COVID-19 incluyen el ingreso en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). Los niños con COVID-19 que presentan un síndrome inflamatorio multisistémico también muestran características clínicas similares a las de la enfermedad de Kawasaki y el síndrome de shock tóxico, como fiebre, dolor abdominal, vómitos, erupción cutánea y conjuntivitis, lo que dificulta el diagnóstico rápido de los pacientes.

"Conocer los mecanismos asociados a la COVID-19 grave en los niños y la forma en que los sistemas inmunitario y de coagulación de la sangre de los niños reaccionan ante el virus ayudará a diagnosticar y detectar los casos agudos de COVID-19 y nos permitirá desarrollar un tratamiento específico", remacha otra de las autoras, Vera Ignjatovic.

Contador