Publicado 25/06/2021 07:33CET

Descubren una forma clave en que el virus del Ébola evade el sistema inmunitario

Archivo - Trabajos de MSF para contener el ébola en Mangina
Archivo - Trabajos de MSF para contener el ébola en Mangina - MSF/CARL THEUNIS - Archivo

MADRID, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Universidad de Monash (Australia) han descubierto una forma clave en la que uno de los patógenos más mortíferos del mundo, el virus del Ébola, evade el sistema inmunitario, según publican en la revista 'PLOS Pathogens'.

La comprensión de este proceso proporciona nuevos objetivos potenciales para el futuro desarrollo de terapias antivirales para una enfermedad que mató a más de 11.000 personas en un brote en África Occidental entre 2014 y 2016, con tasas de mortalidad en brotes anteriores del 25% al 90%.

A principios de este año se produjo un brote de ébola, para el que las opciones de tratamiento son extremadamente limitadas, en la República Democrática del Congo. Al igual que los virus Hendra y de la rabia, el Ébola infecta a los humanos a través de los animales, y se cree que los murciélagos son los huéspedes naturales.

El equipo de investigación, dirigido por el doctor Greg Moseley y la doctora Angela Harrison del Instituto de Descubrimiento de la Biomedicina de la Universidad de Monash, en colaboración con investigadores del Centro Australiano para la Preparación de Enfermedades (ACDP, CSIRO), descubrió que el virus del Ébola puede bloquear la función de la proteína STAT3, una proteína "mensajera" fundamental que transmite señales dentro de nuestras células importantes para regular las respuestas inmunitarias e inflamatorias del huésped contra las infecciones.

Utilizando infecciones con el virus patógeno bajo el más alto nivel de biocontención (BSL4) junto con el análisis de la expresión génica y la obtención de imágenes cuantitativas de una sola célula, el equipo de investigación ha descubierto que la actividad de STAT3 es antiviral hacia el virus del Ébola, pero que el virus del Ébola utiliza una proteína llamada VP24 para dirigirse y desactivar la función de mensajería de STAT3 a través de al menos dos estrategias diferentes, incluyendo la unión a los complejos de la proteína STAT3.

Según el doctor Moseley, el descubrimiento de esta forma totalmente nueva de desactivar la respuesta inmunitaria por parte del virus del Ébola puede proporcionar nuevas dianas que pueden utilizarse en la investigación para el desarrollo de nuevos antivirales que impidan que el virus del Ébola, y posiblemente otros virus, interfieran en el sistema antiviral de la persona infectada, permitiéndole luchar contra la enfermedad.

"Esto nos muestra que el virus del Ébola utiliza más trucos para evadir y desregular el sistema inmunitario de lo que pensábamos anteriormente, y pone de relieve la creciente importancia de que los virus se dirijan a STAT3. La comprensión de este proceso nos proporciona nuevas dianas potenciales que podrían contribuir al desarrollo de terapias que bloqueen la capacidad del ébola y de otros virus para desactivar la respuesta inmunitaria", señala.

Es importante destacar que la vía STAT3 también está implicada en la patogénesis de muchas otras enfermedades, como el cáncer. Moseley cree que la comprensión de cómo el virus del ébola y otros virus se dirigen específicamente a STAT3 y lo modifican podría también proporcionar nuevas direcciones para el desarrollo de terapias para enfermedades como el cáncer.

Contador