Publicado 16/03/2020 7:08:37CET

Desaconsejan los opioides después de la extracción dental

Imagen recurso de revisión dentista
Imagen recurso de revisión dentista - GPS IMAGEN - Archivo

   MADRID, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El uso de opioides para calmar el dolor de un diente extraído podría reducirse drásticamente o eliminarse por completo de la odontología, según investigadores de la Universidad de Michigan después de comprobar que a los pacientes a los que se les recetaron opioides después de la extracción del diente informan de un dolor peor, según publican en la revista 'JAMA Network Open'.

   Se pidió a más de 325 pacientes dentales a quienes se les extrajeron dientes que calificaran su dolor y satisfacción dentro de los seis meses posteriores a la extracción. Aproximadamente la mitad de los pacientes del estudio que tuvieron extracción quirúrgica y el 39% que tuvieron extracción de rutina recibieron opioides. Los investigadores compararon el dolor y la satisfacción de quienes usaron opioides con los que no.

   "Siento que el hallazgo más importante es que la satisfacción del paciente con el manejo del dolor no fue diferente entre el grupo opioide y el grupo no opioide, y no marcó la diferencia si fue extracción quirúrgica o de rutina", explica el coautor del estudio, Romesh Nalliah , profesor clínico y decano asociado de servicios al paciente en la Facultad de Odontología de la UM.

   Sorprendentemente, los pacientes del grupo de opioides en realidad informaron un dolor peor que el grupo sin opioides para ambos tipos de extracciones, dijo Nalliah. También encontraron que aproximadamente la mitad de los opioides recetados permanecieron sin usar tanto en extracciones quirúrgicas como no quirúrgicas. Esto podría poner a los pacientes o sus seres queridos en riesgo de uso indebido futuro de opioides si las sobras de las píldoras no se eliminan adecuadamente.

   "Los datos del mundo real de este estudio refuerzan los ensayos controlados aleatorios publicados anteriormente que muestran que los opioides no son mejores que el acetaminofeno y los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos para el dolor después de la extracción dental", añade el coautor del estudio, Chad Brummett, director de la División de Investigación del dolor y de investigación clínica en el Departamento de Anestesiología de Michigan Medicine, centro médico académico de la UM.

   Brummett codirige también la Red de Compromiso de Prescripción de Opioides de Michigan, o Michigan OPEN, que ha desarrollado, probado y compartido pautas para el uso de opioides en pacientes con dolor agudo debido a cirugía y procedimientos médicos. "Estos datos respaldan las recomendaciones de prescripción de Michigan OPEN que no requieren opioides para la mayoría de los pacientes después de las extracciones dentales, incluida la extracción de muelas del juicio", destaca.

   Los resultados tienen grandes implicaciones tanto para los pacientes como para los dentistas, y sugieren que las prácticas de prescripción necesitan una revisión, apuntan Brummett y Nalliah. La Asociación Dental Americana sugiere limitar la prescripción de opioides al suministro de siete días, pero Nalliah cree que es demasiado alto.

   "Creo que casi podemos eliminar la prescripción de opioides de la práctica dental. Por supuesto, habrá algunas excepciones, como los pacientes que no pueden tolerar los antiinflamatorios no esteroideos --precisa--. Yo estimaría que podemos reducir la prescripción de opioides a aproximadamente el 10% de lo que actualmente prescribimos como profesión".

   Para los dentistas, muchos de los cuales son propietarios únicos, esta nueva información significa que no necesitan preocuparse tanto por los pacientes infelices que cambian las prácticas si no se les recetan opioides fuertes. Las alternativas como los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos o el acetaminofeno parecen controlar mejor el dolor, y la satisfacción del paciente sigue siendo alta.

   Nalliah da dos posibles razones para esto. Primero, los dentistas pueden haber recetado opioides solo en los casos más difíciles, lo que habría resultado en más dolor independientemente. "O, alternativamente, y esta es la razón por la que tiendo a aceptar, es que nuestro estudio coincide con estudios previos que sugieren que los opioides no son el analgésico más efectivo para el dolor dental agudo", señala.

   "Los dentistas están divididos entre querer satisfacer a los pacientes y hacer crecer el negocio y limitar su prescripción de opioides a la luz de la crisis actual --reconoce--. Creo que es un hallazgo extremadamente liberador para los dentistas que pueden preocuparse más por el alivio del dolor más efectivo en lugar de recetar en exceso los opioides".

Contador