Publicado 16/08/2021 17:27CET

Los datos fisiológicos antes de la pandemia pueden predecir el bienestar mental durante la COVID-19

Personas con mascarilla junto al estadio olímpico en Tokio
Personas con mascarilla junto al estadio olímpico en Tokio - YUICHI YAMAZAKI/GETTY IMAGES

MADRID, 16 Ago. (EUROPA PRESS) -

Un nuevo estudio de la Universidad de Bar-Ilan (Israel) ha revelado que la información fisiológica recogida de las personas mucho antes del inicio de la COVID-19 puede predecir el bienestar mental durante la pandemia.

A medida que se van conociendo las repercusiones de la pandemia de COVID-19 en el bienestar psicológico, pocos estudios se han centrado en los predictores fisiológicos previos a la pandemia que podrían identificar y tratar a los individuos en riesgo.

En este nuevo estudio, publicado en la revista 'Psychophysiology', 185 adultos israelíes rellenaron cuestionarios 'on line' en los que se evaluaba la regulación de su estado de ánimo desde que comenzó el COVID-19, y su bienestar durante el cierre a mediados de 2020.

Los mismos individuos participaron en un estudio de laboratorio 2-3 años antes de la pandemia en el que se tomaron medidas fisiológicas durante la actividad física y durante el descanso.

Estas medidas incluían la arritmia sinusal respiratoria (RSA), que muestra cómo fluctúa el ritmo cardíaco en función de la respiración, y el nivel de conductancia de la piel (SCL), que mide la actividad de las glándulas sudoríparas en las palmas de las manos.

Ambas medidas están controladas por el sistema nervioso autónomo, que regula los procesos fisiológicos involuntarios, como el ritmo cardíaco, la excitación, la presión arterial y la digestión. Los resultados se evaluaron para determinar el bienestar mental de los individuos y su capacidad para regular las emociones negativas durante la pandemia.

Los individuos que tenían una RSA más alta en el laboratorio (hace 2-3 años) informaron de que tenían mejores expectativas de poder regular su estado de ánimo negativo durante la pandemia y, por tanto, informaron de un mayor bienestar mental.

Los individuos con mayor SCL no mostraron el mismo efecto. Lo más probable es que los individuos con mayor SCL experimentaran una mayor sensación de angustia o vigilancia en estos momentos de incertidumbre, y por estas razones, una mayor RSA (que es un indicador de un modo de regulación fisiológica más "relajado") ya no se relaciona directamente con un mayor bienestar mental.

"Los datos fisiológicos evaluados durante el reposo, a partir de la frecuencia cardíaca, la respiración o la actividad del sudor que se recogieron en estudios de laboratorio no relacionados hace 2 o 3 años, son predictivos de cómo los individuos están afrontando psicológicamente hoy en día durante la pandemia de COVID-19. Esta información puede ayudarnos a determinar qué individuos pueden estar en riesgo de sufrir una mayor angustia mental y permitirnos localizarlos y tratarlos mejor", resalta el líder del estudio, el doctor Ilanit Gordon.