Publicado 22/01/2021 16:26CET

Cvirus.- Expertos evidencian la interconexión que hay entre la obesidad, el deterioro de la salud metabólica y el Covid

La obesidad y las enfermedades cardiometabólicas no solo desencadenan un curso más severo de COVID-19, la infección por SARS-CoV-2 podría promover el desarrollo de estas afecciones.
La obesidad y las enfermedades cardiometabólicas no solo desencadenan un curso más severo de COVID-19, la infección por SARS-CoV-2 podría promover el desarrollo de estas afecciones. - NORBERT STEFAN

MADRID, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del Deutsches Zentrum für Diabetesforschung (Alemania) han evidenciado en un estudio, publicado en la revista 'Nature Reviews Endocrinology', la interconexión que hay entre la obesidad y el deterioro de la salud metabólica con la gravedad del Covid-19.

En concreto, los expertos han encontrado pruebas convincentes de que la obesidad y la diabetes, pero también la obesidad visceral e, incluso, la hiperglucemia leve, representan factores de riesgo importantes para el curso de la enfermedad. Por lo tanto, lo más probable es que estos factores de riesgo tengan un efecto aditivo sobre la gravedad del Covid-19.

Al mismo tiempo, los expertos han observado que tanto el daño inmediato del Covid-19 en los órganos como los efectos a largo plazo de la enfermedad, impulsa el desarrollo de obesidad y enfermedades cardiometabólicas. Por lo tanto, la obesidad y las enfermedades cardiometabólicas no solo desencadenan un curso más severo del Covid-19, sino que también la infección por coronavirus promueve el desarrollo de estas afecciones.

Los autores destacan además cómo el tratamiento de la obesidad y el deterioro de la salud cardiometabólica ayuda a evitar un COVID-19 grave. Por ello, han subrayado la importancia de que los profesionales sanitarios y los políticos promuevan los beneficios para la salud de la actividad física y apoyar los esfuerzos para implementar programas y políticas para facilitar el aumento de la actividad física y promover una dieta saludable.

"Esto podría no solo ser relevante para reducir directamente la carga de morbilidad y mortalidad relacionada con Covid-19 entre los infectados, sino que también puede ser importante en el contexto de la vacunación contra el SARS-CoV-2, donde la respuesta debe evaluarse cuidadosamente en pacientes con obesidad y/o diabetes mellitus, debido a una respuesta potencialmente reducida o acortada", han zanjado.