Cuándo acudir al médico por un golpe

Publicado 05/02/2020 8:28:42CET
Chico que se ha caido de la bicicleta.
Chico que se ha caido de la bicicleta. - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / STEFANAMER - Archivo

   MADRID, 5 Feb. (EDIZIONES) -

   Muchas veces nos damos un fuerte golpe y dudamos de si acudir a que nos eche un ojo un médico o no. También son muchos los padres que no saben cuándo deben ir a los servicios de Urgencias después de que su hijo pequeño se haya pegado un trompazo espectacular. Como todo en esta vida, todo depende, pero aquí te aportamos lo que la Ciencia dicta al respecto.

El doctor Mateo Sampedro, especialista del servicio de Urgencias de la Policlínica Gipuzcoa explica en una entrevista con Infosalus que se pueden clasificar en dos los golpes más frecuentes que podemos recibir las personas, por un lado los traumatismos craneoencefálicos (en la cabeza), quizás los que más nos preocupan pero no por eso los más graves, o bien los golpes en las extremidades.

   En el caso de los traumatismos en la cabeza o craneoencefálicos el especialista asegura que, por regla general, suelen ser inofensivos y no generan más que un chichón. En el caso de que ese chichón nos molestara demasiado, aconseja el ponerse hielo, y si nos duele "mucho, mucho" tomar algo para el dolor (ibuprofeno o paracetamol).

   Ahora bien, el doctor Sampedro especifica que hay que estar alerta y vigilante las 24 horas después del golpe en la cabeza, y esto también puede aplicarse en el caso de los niños, y sólo se debe acudir a Urgencias cuando tiene lugar en ese rango de tiempo uno de los siguientes signos: se ha perdido el conocimiento, que no haya vómitos, mareos, alteración del sueño o irritabilidad, somnolencia, visión borrosa, dolor de cabeza muy fuerte, alteraciones en la marcha o en el habla, así como en la coordinación.

   "No hay que darle exagerada importancia a los golpes en la cabeza. Son muy frecuentes. Lo normal es que nos salga un chichón terrible y no hay por qué alarmarse. Uno se pone hielo y se toma algo por regla general si le duele mucho, y no suele hacer falta nada más. Hay muchas personas que vienen a Urgencias preocupadas porque se han dado un golpe enorme en la cabeza y quieren que les hagamos un TAC cuando esto no es necesario. Hay que estar en reposo y vigilar las 24 horas siguientes al golpe", remarca el experto de Policlínica Gipuzkoa.

   En este sentido, desde la Asociación Española de Pediatría (AEP) recuerdan que los traumatismos craneales son muy frecuentes en la infancia, y se estima que 1 de cada 10 niños sufrirá uno no banal a lo largo de la infancia. "La mayoría no acarrean consecuencias relevantes, pero en ocasiones el traumatismo puede ser grave, especialmente en los niños menores de 1 año. En estos, la causa más frecuente son las caídas accidentales desde un sitio elevado, o bien desde su propia altura al suelo cuando han comenzado a caminar", añade.

   A partir de los 2 años, dice que suelen producirse por caídas desde un sitio elevado, como pasajeros de vehículos, víctimas de atropellos, caídas con la bicicleta o los patines (en estos dos últimos casos por no llevar puesto el casco). Entre los adolescentes, muchos accidentes graves se producen conduciendo vehículos a motor, como los ciclomotores, y practicando actividades de riesgo.

   "Aproximadamente, el 80-90% de los traumatismos craneoencefácilos no tienen consecuencias relevantes, es decir, son leves. Los niños menores de un año tienen más riesgo de tener lesiones cerebrales. La mayoría de los traumatismos sólo producen lesiones en la superficie de la cabeza como hematomas (chichones), heridas y dolor en la zona del golpe", agrega la AEP.

TRAUMATISMOS EN EXTREMIDADES

   En segundo lugar, los traumatismos más frecuentes son los que se producen en las extremidades, según describe el especialista del Servicio de Urgencias de Policlínica Gipuzcoa. En concreto, cita que los más habituales son en las muñecas, y en los tobillos, así como el producirse las torceduras.

   En el caso de que el golpe no vaya más allá de un moratón, el doctor ve eficiente siempre el frío en estos casos, el ponerse el hielo. "Nunca el hielo se debe aplicar directamente pegado a la piel. Se debe colocar un plástico sobre el hielo y un trapo si pudiera ser también. Si no hay hielo ahora también hay geles fríos que hacen el mismo papel", insiste el experto.

   Para saber si nos hemos roto o luxado algo y debemos acudir entonces a Urgencias, el doctor Sampedro asegura que las luxaciones suelen ser más claras porque hay bastante deformidad y el dolor suele ser exagerado. Eso sí, advierte de que siempre hay fracturas que no tienen una sintomatología clara pero afirma que siempre que haya fractura se produce un dolor intenso, y en ese caso hay que acudir al médico.

   Finalmente, y para evitar golpes, desde Cruz Roja Española aconsejan:

   .- Procura tener siempre una buena iluminación en casa.

   .- Para acceder a lugares altos utiliza escaleras estables.

   .- Pon algún material antideslizante en el suelo de la bañera

   .- Para limpiar los suelos utiliza productos que no los conviertan en una superficie resbaladiza, como ocurre con los abrillantadores o las ceras. Evita pisar suelos mojados.

   .- Nunca dejes a un niño pequeño solo sobre una superficie elevada:

   .- Coloca barandillas altas o cierres de seguridad en los lugares peligrosos como ventanas, escaleras, o balcones, por ejemplo.

   .- El orden en la casa es de gran ayuda para prevenir los accidentes: Acostumbra a los niños a que aprendan a recoger sus juguetes, una vez hayan terminado de jugar.

Contador