Publicado 19/05/2020 17:48:03 +02:00CET

CRIS contra el cáncer inicia un ensayo clínico adaptando una terapia celular en cáncer infantil

Jaime Fernández Sánchez, primer inscrito en el ensayo clínico de CRIS contra el cáncer
Jaime Fernández Sánchez, primer inscrito en el ensayo clínico de CRIS contra el cáncer - CRIS CONTRA EL CÁNCER

MADRID, 19 May. (EUROPA PRESS) -

CRIS contra el cáncer ha arrancado un ensayo clínico contra el COVID-19 adaptando la terapia celular de última generación que se emplea en los tratamientos de oncología infantil en la Unidad CRIS de Investigación de Terapias Avanzadas en el Hospital de La Paz. Así, pretenden que pacientes supervivientes de COVID-19 se conviertan en 'medicinas humanas' para curar a otros pacientes de coronavirus.

El investigador Antonio Pérez Martínez, jefe de hemato oncología pediátrica de La Paz y director de la Unidad CRIS de Investigación de Terapias Avanzadas del hospital, ha iniciado este ensayo clínico en fase I que propone extraer los linfocitos T (células del sistema inmunitario especializadas en destruir células infectadas) de pacientes recuperados de COVID-19 e infundirlos en pacientes graves, que "se recuperarán mucho más rápido de la infección con los mínimos efectos secundarios".

El primer donante de este ensayo, que arranca gracias a la activación del Fondo CRIS Investigación Covid y Cáncer para proyectos de investigación extraordinarios que impliquen a ambas enfermedades, es un enfermero de quirófano de La Paz con más de 20 años de experiencia de servicio hospitalario.

Jaime Fernández Sánchez, de 40 años, sufrió el Covid19 en marzo. Tras "una montaña rusa de dolores, gastroenteritis y fuertes migrañas", se reincorporó al hospital, se apuntó como voluntario a otro ensayo de plasma hiperinmune el 22 de abril y conoció el ensayo liderado por Antonio Pérez en su propio centro.

"Me explicó cómo iban a adaptar esta terapia celular que aplican en oncología infantil contra el COVID-19. Me dijeron que era un donante ideal por los antígenos HLA y respondí que contaran conmigo para lo que hiciera falta. Estaba encantado con poder ayudar. Además, de mi extracción, que duró unas cuatro horas, me dijeron que se pueden beneficiar hasta 30 pacientes", explica.

Un aspecto importante es que estas infusiones de células tienen que realizarse desde donantes a pacientes compatibles, o se produciría un rechazo de la terapia. Por ello, se intentará conseguir donantes para esta 'linfoteca' lo más diversos posible para asegurarse de que hay donantes adecuados para el 90 por ciento de la población.

"Actualmente los fondos para investigación en Covid se están dirigiendo fundamentalmente a la búsqueda de la vacunación y a tratamientos farmacológicos. Desarrollar tratamientos novedosos, innovadores como la terapia celular o la terapia avanzada constituye una estrategia innovadora", explica Pérez Martínez desde la 8ª planta materno infantil de La Paz, donde se ubica la Unidad CRIS de Investigación de Terapias Avanzadas.

Contador

Para leer más