Publicado 04/11/2021 17:55CET

CRIS contra el cáncer financia con casi 3 millones de euros varias líneas de investigación contra el cáncer de próstata

Archivo - Células cancerosas de próstata.
Archivo - Células cancerosas de próstata. - PENN MEDICINE - Archivo

MADRID, 4 Nov. (EUROPA PRESS) -

CRIS contra el cáncer quiere apoyar el movimiento Movember, haciendo visible el cáncer de próstata, una enfermedad que padecen más de 35.000 hombres al año en España, y contra la que la organización financia diferentes líneas de investigación. Según señalan su compromiso es "total" con casi 3 millones de euros entre la Unidad de cáncer de próstata, tres Programas CRIS de Investigación que son referencia en financiación privada en Europa y la alianza internacional con la Prostate Cancer Foundation.

Así, lidera diversas líneas de investigación en el CNIO (Madrid), IBIMA (Málaga), Vall d`Hebron Institute of Oncology (Barcelona) y en CIC bioGUNE (Bilbao) dirigidas por investigadores de prestigio internacional como el doctor David Olmos, la Dra. Elena Castro, el doctor Joaquín Mateo y la doctora Isabel Mendizábal estudian este tipo de tumor desde distintas perspectivas para dar una respuesta efectiva en las distintas fases del tumor y mejorar así el diagnóstico, pronóstico y vida de los pacientes.

"El cáncer de próstata es el más frecuente en hombres, es muy prevalente en nuestro país. Es verdad que la mayoría se va a curar y que 'solamente' un porcentaje del 15%-20% van a desarrollar la metástasis y van a necesitar nuevos tratamientos. Puede parecer un grupo pequeño en el global de la población, pero tenemos que trabajar por estos pacientes", explica el doctor Joaquín Mateo, médico investigador del Vall d'Hebron Institute of Oncology (VHIO) y ganador del Programa CRIS de Talento Investigador, dotado con 400.000 euros en cinco años.

Mateo hace hincapié en la necesidad de investigar. "Nuestros pacientes son nuestra mayor inspiración. Queremos ofrecerles los mejores tratamientos y que respondan. Desde el laboratorio estudiamos, a partir de muestras de pacientes, cómo el tumor cambia, lo analizamos, aprendemos y lo aplicamos en ensayos clínicos", apunta.

No obstante, no es tarea fácil, ya que los tumores no son entidades estáticas, sino que evolucionan, y en eso se centra el proyecto por el que ha recibido el Programa CRIS de Talento Investigador. "A medida que el tumor cambia, vemos cual es el mejor momento para atacarlo y qué más podemos hacer con estos nuevos tratamientos para aprovechar las debilidades del tumor. Todo lo que hacemos hoy en enfermedad metastásica queremos que ayude a los pacientes ahora pero que sean conceptos que el día de mañana podamos trasladar a etapas más tardías y podamos tener un impacto aún mayor", subraya Mateo.

Marta Cardona, directora de CRIS contra el cáncer, señala que la a investigación ha sido clave para conseguir avances esenciales en cáncer de próstata y que los pacientes se vean beneficiados en poco tiempo. "El panorama del cáncer de próstata avanzado ha cambiado radicalmente los últimos años, y ha sido gracias al esfuerzo de los investigadores, que están logrando nuevas terapias y están mejorando la personalización de los tratamientos. Esto es importante, ya que en cada paciente la enfermedad se presenta de forma diferente", explica.

"Queremos dar las gracias a socios y empresas colaboradoras que son los que hacen posible que abramos tantas líneas de investigación. Con ellas lograremos encontrar la cura de esta enfermedad lo más rápido posible", añade.

A través de estos proyectos, los investigadores consiguen comprender e identificar nuevas maneras de tratar el cáncer de próstata metastásico y, en última instancia implementando estas nuevas terapias en la práctica clínica, tanto nacional e internacional, algo que supone una revolución de los tratamientos. Una de las claves de su éxito consiste en el estudio de las alteraciones genéticas (y otras características moleculares) de estos tumores.

Gracias a ello se puede identificar y predecir mejor qué pacientes podrían desarrollar las formas más agresivas cáncer de próstata, mejorar y personalizar la elección de los tratamientos, y diseñar nuevas terapias.

En este sentido, Mateo destaca la importancia del trabajo en red en equipo entre los distintos laboratorios y proyectos que financia CRIS contra el cáncer para identificar subgrupos dentro del cáncer de próstata, ver cómo hay determinados fármacos que sólo funcionan con algunos perfiles concretos y estudiar distintos conceptos entorno a las mutaciones.

Trabajos que han permitido la validación de un fármaco que ha tenido impacto en pacientes y además que se haya conseguido que "las guías clínicas internacionales tanto en Europa como en EEUU como en muchos países adopten la recomendación de que todo paciente con cáncer de próstata metastásico debería hacerse un perfil molecular de genes antes de la decisión sobre el tratamiento. Es un cambio de paradigma que a corto plazo sí permite tener un fármaco nuevo, pero a largo plazo nos abre un montón de posibilidades y seguro va a ser el catalizador de muchos más fármacos que iban a venir para nuestros pacientes en los próximos años".

Para leer más