Publicado 27/08/2021 18:19CET

La contaminación ambiental puede contribuir a disparidades raciales y étnicas en el riesgo de Alzheimer

Archivo - Demencia, Alzheimer
Archivo - Demencia, Alzheimer - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / WILDPIXEL - Archivo

MADRID, 27 Ago. (EUROPA PRESS) -

La contaminación por partículas finas puede ser una de las razones por las que las mujeres negras tienen el doble de riesgo de desarrollar Alzheimer que las blancas, sugiere una nueva investigación de la Facultad de Medicina Keck de la Universidad de Southern California (Estados Unidos).

Durante décadas, las investigaciones han demostrado que el riesgo de desarrollar Alzheimer es dramáticamente mayor entre la población afroamericana que en la población blanca no hispana. Los científicos han sospechado de una serie de factores que contribuyen a ello, pero las razones subyacentes siguen sin estar claras.

Ahora, este nuevo estudio, publicado en la revista 'The Journals of Gerontology', apunta a las neurotoxinas ambientales (en concreto, a las partículas finas del aire conocidas como PM2,5) como posibles culpables del desproporcionado número de afroamericanos, en particular de mujeres negras, afectados por la demencia.

"Los datos muestran cada vez más que las personas mayores tienen más probabilidades de desarrollar demencia si viven en lugares con altas concentraciones de PM2,5, y las poblaciones afroamericanas tienen más probabilidades de vivir en barrios cercanos a instalaciones contaminantes -como plantas generadoras de energía y petroquímicas- que emiten las partículas. Nuestro estudio demuestra que las mujeres negras de edad avanzada viven en lugares con niveles más altos de PM2,5, y nos preguntamos si su elevada exposición podría explicar el mayor número de casos de Alzheimer. Las pruebas revelan una asociación positiva", afirma el autor correspondiente, el doctor Jiu-Chiuan Chen.

Tras ajustar los factores de riesgo, como el tabaquismo, la educación, los ingresos, la diabetes, la hipertensión y el IMC, las mujeres negras seguían teniendo un riesgo aproximadamente dos veces mayor de desarrollar la enfermedad de Alzheimer que las mujeres blancas, según los investigadores.

Chen y sus colegas informan de dos importantes hallazgos novedosos en su estudio, ambos con importantes implicaciones. La primera es que el mayor riesgo de enfermedad de Alzheimer en las mujeres negras de edad avanzada puede explicarse en parte por su elevada exposición a las PM2,5; la segunda es que las mujeres negras de edad avanzada son más susceptibles a sus efectos adversos.

"Nuestro trabajo ofrece a la comunidad científica una perspectiva importante en el estudio de la demencia; a saber, que debemos tener una mayor conciencia del racismo ambiental que puede repercutir en el envejecimiento del cerebro y afectar desproporcionadamente a las personas de color. También hay una conclusión normativa clave, que es que tenemos que seguir aplicando la Ley de Aire Limpio, con su mandato de proporcionar un margen seguro para la calidad del aire que proteja la salud de las poblaciones susceptibles", afirma Chen.

Para leer más