Publicado 06/05/2022 07:14

Consejos para un óptimo manejo y cuidado de las prótesis dentales removibles o dentaduras postizas

Archivo - Dentadura, dentista
Archivo - Dentadura, dentista - MIKHAIL SOTNIKOV/ ISTOCK - Archivo

   MADRID, 6 May. (EDIZIONES) -

   Aunque el uso de los implantes dentales está hoy muy extendido para los pacientes sin dientes, o para quienes tienen alguna pérdida entre sus piezas dentales, todavía hay personas que se decantan por las prótesis dentales removibles o dentaduras postizas.

   En una entrevista con Infosalus, el doctor Oriol Cantó, jefe de Servicio de Odontología de HM Dental Center Sant Jordi nos explica que son varias las causas por las que un paciente debe usar una prótesis removible, siendo estas de diferentes tipos.

   Por un lado, precisa que hay prótesis removibles (de quita y pon) que requieren de los implantes dentales para su sujeción; al tiempo que recuerda que en los pacientes parcialmente edéntulos (sin dientes), las prótesis se sujetan a los dientes remanentes mediante ganchos metálicos.

   "Si entendemos como prótesis removible a las mucosoportadas (para pacientes edéntulos), o dentosoportadas (para pacientes parcialmente edéntulos), hay distintas razones para su uso: necesidad de cirugías avanzadas para la colocación de los implantes y el paciente no quiere realizarlas; problemas de salud general del paciente que recomiendan no realizar cirugías y los implantes dentales en particular; y dificultades económicas que hacen decantar al paciente por una prótesis más económica", detalla.

   Este experto va más allá y ahonda en que, si consideramos las prótesis removibles a las que no se sujetan con implantes dentales, tenemos tres tipos distintos: las prótesis completas de resina, cuando el paciente es totalmente edéntulo (sin ningún diente en la mandíbula y/o maxilar superior); las prótesis removibles de resina, cuando el paciente tiene algunos dientes en boca y nos van a ayudar a la sujeción de la prótesis; y las prótesis removibles con estructura metálica (esquelético) u otro material (como el peek), que proporciona un mayor confort al paciente al ser menos voluminosa.

CONSEJOS PARA SU CUIDADO

   Con ello, el experto de HM recuerda que las prótesis removibles no son dientes o encías naturales, por lo que no necesitan pasta de dientes para su limpieza. "La mejor manera de cuidarlas es con el uso de un cepillo específico para la prótesis, o bien un cepillo de uñas y jabón, un jabón normal de manos o ducha", apunta.

   A su vez, recomienda enjuagarlas bien después de lavarlas y guardarlas en una cajita de plástico con una servilleta, gasa o algodón humedecidos con algún colutorio desinfectante bucal. "De esta manera, las guardamos en un ambiente desinfectante. Puntualmente, una vez a la semana, podemos utilizar pastillas efervescentes comerciales para mejorar la higiene y desinfección de la prótesis", añade el doctor Oriol Cantó.

   Indica también que este tipo de prótesis necesitan de revisiones y de ajustes periódicos, por lo que las visitas al dentista suelen recomendarse cada 6-12 meses, según prosigue. Al mismo tiempo remarca que aquellos pacientes con alergias a los metales se pueden realizar las prótesis esqueléticas (con armazón metálico) con otros materiales polímeros, como el peek, el cual evita la presencia de metales en boca.

POR QUÉ SON TAN ÚTILES

   En esta línea, el doctor Oriol Cantó, jefe de Servicio de Odontología de HM Dental Center Sant Jordi, subraya que las funciones de las prótesis removibles son las mismas que las prótesis fijas sobre dientes o implantes, es decir, recuperar los dientes ausentes, mejorar la estética, la masticación y evitar problemas oclusales.

   "Estas mejoras redundan en disminuir riesgo de caries dentales y/o problemas periodontales (encías). Evidentemente, una buena higiene bucal es imprescindible para el correcto mantenimiento de la prótesis y de la boca (dientes y encías)", agrega.

El material base para la confección de las prótesis removibles es la resina y si lleva o no estructura metálica o, se compone de otro material, esto dependerá de las necesidades del paciente y del uso que se quiera dar, subraya.

   "Para su confección se necesita tomar impresiones de la boca del paciente y el laboratorio dental las realizará con distintas técnicas, ya sean analógicas mediante enmuflado o digitalmente. En ambos casos, dos o tres visitas van a ser necesarias para su colocación y posterior ajuste", sostiene el odontólogo.

   En opinión del doctor Cantó, aunque son prótesis "muy válidas" y que permiten una buena estética y función, hoy por hoy, el uso de los implantes dentales mejora estos aspectos, especialmente en los pacientes totalmente edéntulos. "En países desarrollados, según la OMS (Organización Mundial de la Salud), los implantes dentales son la primera elección para los pacientes con ausencias dentales", sentencia.

Contador