Publicado 19/08/2021 07:29CET

Confirman que las membranas fetales pueden repararse a sí mismas tras una lesión

Archivo - Feto, embrión
Archivo - Feto, embrión - NATURE - Archivo

MADRID, 19 Ago. (EUROPA PRESS) -

Científicos de la Universidad Queen Mary y el University College de Londres (UCL), en Reino Unido, han demostrado que las membranas fetales son capaces de curarse tras una lesión en un nuevo estudio publicado en la revista 'Scientific Reports'.

La integridad de las membranas fetales que rodean al bebé en el útero durante el embarazo es vital para su desarrollo normal. Pero las membranas fetales pueden resultar dañadas como consecuencia de una infección, una hemorragia o tras una intervención quirúrgica del feto e incluso tras la realización de pruebas diagnósticas durante el embarazo, como la amniocentesis, que requiere que los médicos hagan un agujero con una aguja en el saco de la membrana fetal.

En la actualidad no existen métodos clínicos para reparar o mejorar la cicatrización de las membranas fetales, y hasta ahora no estaba claro si los pequeños agujeros en las membranas eran capaces de cicatrizar por sí mismos.

El equipo internacional de investigación, en el que también participan científicos y clínicos de la Universidad Tecnológica de Nanyang (Singapur) y de los Hospitales Universitarios de Lovaina (Bélgica), creó pequeños defectos con una aguja en tejido de membranas fetales humanas donadas, para imitar los daños causados durante la cirugía fetal.

Pocos días después de la lesión, los investigadores descubrieron una población de células llamadas miofibroblastos (MF), que desempeñan un papel importante en la cicatrización de las heridas, y descubrieron que estas células se arrastraban hacia los bordes de la herida y hacia el lugar del defecto. Esta población celular produjo colágeno y empezó a tirar de los bordes de la herida, contrayendo los tejidos y reparando la herida.

Los resultados se basan en el trabajo anterior del equipo, que puso de manifiesto la importancia de una proteína llamada conexina 43 (Cx43) en el proceso de cicatrización y reparación de las heridas. Aunque en este estudio los investigadores demuestran que la Cx43 se expresaba en dos poblaciones celulares, las células mesenquimales amnióticas (AMC) y las MF, la localización y los niveles de Cx43 medidos eran diferentes. También descubrieron que la sobreexpresión de esta proteína afectaba a la capacidad de las células para migrar al lugar del defecto y cerrar la herida.

La doctora Tina Chowdhury, profesora titular de Medicina Regenerativa en Queen Mary, explica: "Siempre hemos pensado que las heridas de pequeño diámetro creadas en las membranas fetales humanas rara vez se curan por sí mismas, pero aquí demostramos que los tejidos tienen el potencial de hacerlo. Descubrimos que Cx43 tiene diferentes efectos sobre las poblaciones celulares que se encuentran en las membranas y promueve la transformación de las CMA en MF, lo que las impulsa a moverse, reparar y curar los defectos de las membranas fetales".

La rotura prematura de las membranas fetales, conocida como rotura prematura de las membranas (PPROM), es una de las principales causas de los nacimientos prematuros y representa alrededor del 40% de la mortalidad infantil temprana. Por ello, la reparación satisfactoria de las membranas fetales podría ayudar a reducir el riesgo de complicaciones en el parto.

Anna David, consultora y catedrática de obstetricia y medicina materno-fetal del UCLH y directora del Instituto Elizabeth Garrett Anderson para la Salud de la Mujer de este centro y coautora del estudio, destaca que "descubrir que las membranas fetales tienen este potencial de curación es un gran paso hacia el desarrollo de tratamientos para las mujeres con RPMP. Es de esperar que podamos retrasar o incluso prevenir el parto prematuro, lo que mejorará significativamente los resultados del bebé".