Colesterol y triglicéridos predicen el riesgo de diabetes tipo 2 mejor que la obesidad

Publicado 17/12/2019 17:20:03CET
Adherencias en las arterias, colesterol. Estatinas
Adherencias en las arterias, colesterol. Estatinas - INTERMOUNTAIN HEALTHCARE HEART INSTITUTE - Archivo

MADRID, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

Utilizando el aprendizaje automático y la lipidómica, una técnica que mide la composición de los lípidos en sangre a nivel molecular, investigadores de la Universidad de Lund (Suecia) han identificado un perfil de lípidos en sangre que predice el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 con varios años de antelación y con más efectividad que la obesidad.

La sangre contiene cientos de moléculas de lípidos diferentes que se dividen en diferentes clases, como el colesterol y los triglicéridos. "En nuestro estudio podemos ver que es bueno tener más de unas moléculas de lípidos en la sangre y menos de otras, y que éstas pueden estar relacionadas con el estilo de vida", explica Céline Fernández, una de las autoras principales de la investigación, que se ha publicado en la revista 'Diabetes Care'.

El estudio incluyó el análisis de 178 lípidos en sangre de 3.668 participantes sanos que fueron divididos al azar en dos grupos igual de grandes, el A y el B. Además de las muestras de sangre, el estudio se basa en datos autoinformados sobre la actividad física y la dieta. En un seguimiento poco más de 20 años después, alrededor de 250 personas de cada grupo había desarrollado diabetes tipo 2.

Mediante el aprendizaje automático, los investigadores pudieron elaborar un perfil de lípidos en sangre en el grupo A basado en la concentración de 77 moléculas de lípidos relacionadas con el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 más adelante en la vida. La capacidad del perfil de lípidos en la sangre para distinguir a las personas que desarrollan diabetes tipo 2 de las que se mantienen sanas fue examinada y posteriormente confirmada en el grupo B.

Se realizó un análisis de riesgo basado en los factores de riesgo conocidos (edad, sexo, peso, azúcar en sangre, tabaquismo y presión arterial) para determinar si el perfil de lípidos en sangre podía mejorar la evaluación del riesgo. La adición de las cantidades totales de colesterol y triglicéridos no mejoró la evaluación del riesgo. Sin embargo, cuando los investigadores añadieron el perfil específico de lípidos en la sangre, la predicción de riesgo mejoró de una manera estadísticamente significativa.

Los hallazgos también revelaron que el perfil de lípidos en sangre puede estar relacionado con el estilo de vida. Cuanto más se ejercitaban los participantes en su tiempo libre, menor era la cantidad de perfil de lípidos en sangre nocivos que tenían. Según el estudio, el café también se relacionó con una menor cantidad de perfil de lípidos nocivos en sangre. Los productos lácteos, las bebidas endulzadas con azúcar y la carne procesada, por otro lado, se relacionaron con mayores cantidades de perfil de lípidos nocivos.

Para leer más