Publicado 23/05/2022 17:44

El colesterol dietético empeora la inflamación y las enfermedades en ratones con gripe

Archivo - Colesterol.
Archivo - Colesterol. - ADRIAN825/ISTOCK - Archivo

MADRID, 23 May. (EUROPA PRESS) -

Una nueva investigación de la Universidad de Illinois (Estados Unidos) ha sugerido que los niveles altos de colesterol en la dieta hacen que los ratones se enfermen más cuando se infectan con el virus de la gripe.

El estudio se ha publicado en 'Journal of Immunology' y los científicos han alimentado a los ratones con una comida estándar para roedores o con una dieta idéntica complementada con un dos por ciento de colesterol.

Después de cinco semanas con las dietas, los ratones se infectaron con un virus de la gripe A humano adaptado a ratones. El equipo de investigación rastreó la progresión de la enfermedad, incluida la pérdida de peso, la ingesta de alimentos y el comportamiento de enfermedad. También rastrearon los niveles de colesterol sérico y las respuestas inmunitarias y midieron la carga viral en los pulmones en múltiples momentos durante el curso de la infección.

"En cuatro cohortes, los ratones alimentados con colesterol tenían una morbilidad consistentemente más alta, mostraron una mayor pérdida de peso y un comportamiento de enfermedad", ha comentado la autora principal del estudio, Allison Louie.

Así pues, los investigadores determinaron que los ratones alimentados con una dieta alta en colesterol estaban más enfermos porque su sistema inmunitario no era el correcto. En este sentido, el estudio recoge que la grasa puede tener un efecto inmunosupresor, que es perjudicial durante el curso de una infección. Pero, matizan, que lo que observaron en los ratones alimentados con colesterol no fue un sistema inmunitario poco activo.

Por el contrario, el colesterol aumentó el número de células inmunitarias productoras de citoquinas en los pulmones. "La llamada tormenta de citoquinas durante una enfermedad grave provoca una inflamación excesiva que puede ser perjudicial para el huésped. En este sentido, descubrimos que se habían infiltrado más células productoras de citoquinas en los pulmones de los ratones alimentados con colesterol, lo que puede haber contribuido a que estén más enfermos", ha comentado la investigadora principal.

Los ratones con alto nivel de colesterol, incluso antes de enfermar de gripe, experimentaron cambios inflamatorios en los pulmones. "Algunos de los cambios en la función inmunitaria de los pulmones ya estaban presentes antes de la infección. Sería interesante ver exactamente cómo el colesterol de la dieta aumentó la inflamación antes de la infección", ha asegurado el autor del estudio Andrew Steelman.

Por último, los investigadores aseguran que el colesterol dietético aumentó la morbilidad en ratones infectados con gripe. "La respuesta parecía ser el resultado de una respuesta inmunitaria aberrante que se producía en los pulmones y no un efecto del virus en sí. Estos resultados demuestran la necesidad de considerar cómo los factores del huésped contribuyen al resultado de la enfermedad", ha sentenciado Louie.