Publicado 14/05/2021 14:05CET

Científicos muestran cómo atacar la 'fortaleza' que rodea a los tumores de cáncer de páncreas

Foto de una sección de un tumor pancreático humano que muestra SLC7A11 en las células auxiliares (amarillo)
Foto de una sección de un tumor pancreático humano que muestra SLC7A11 en las células auxiliares (amarillo) - UNSW SYDNEY

MADRID, 14 May. (EUROPA PRESS) -

Investigadores médicos de la Universidad de Nueva Gales del Sur (Australia) han encontrado una forma de 'matar de hambre' a las células del cáncer de páncreas y 'desactivar' las células que impiden que el tratamiento sea eficaz. Sus hallazgos en ratones y en modelos humanos de laboratorio, publicados en la revista 'Cancer Research', han tardado 10 años en producirse y están a punto de ponerse a prueba en un ensayo clínico en humanos.

"El cáncer de páncreas ha experimentado una mejora mínima en la supervivencia durante las últimas cuatro décadas y, si no se toman medidas inmediatas, se prevé que será la segunda causa de muerte por cáncer en el mundo en 2025. Pero nuestro último avance significa que hoy soy la más optimista y esperanzada que he tenido en mi carrera", explica la autora principal, la profesora asociada Phoebe Phillips.

El cáncer de páncreas es notoriamente difícil de tratar debido al denso tejido cicatricial que rodea a los tumores: el tejido actúa como una fortaleza que bloquea la administración de quimioterapia. Este tejido cicatrizal es producido por "células auxiliares" críticas, también llamadas fibroblastos asociados al cáncer, que las células cancerosas reclutan para apoyar su crecimiento y propagación. Sin embargo, estas células auxiliares han sido ignoradas en las actuales estrategias de tratamiento.

Ahora, el equipo demuestra su novedosa forma de reconfigurar metabólicamente las células auxiliares dirigiéndose a una proteína concreta llamada SLC7A11, que a su vez desactiva la actividad promotora de tumores de las células y reduce el tejido cicatricial que producen.

"Descubrimos que la desactivación de SLC7A11 en ratones con tumores pancreáticos mataba directamente las células cancerosas del páncreas, reducía la propagación de las células tumorales por todo el cuerpo y disminuía la fortaleza del tejido cicatricial", explica otro de los autores del estudio, George Sharbeen.

MODELOS EXHAUSTIVOS, ESTUDIO EN PROFUNDIDAD

El SLC7A11 ya se había estudiado en las células del cáncer de páncreas, pero ésta es la primera investigación que demuestra que también desempeña un papel fundamental en las células auxiliares no tumorales.

"En otras palabras, hemos identificado una nueva diana terapéutica 'celular dual' (que aborda tanto las células tumorales como sus ayudantes) que supera las limitaciones actuales de la quimioterapia estándar", detallan. El equipo utilizó varios modelos complementarios para mejorar la traducibilidad clínica de sus hallazgos, entre ellos líneas celulares de cáncer de páncreas derivadas de pacientes y células auxiliares, modelos tridimensionales en el banco, incluido un modelo de explante que mantiene piezas de tejido tumoral pancreático humano, y múltiples modelos de ratón de cáncer de páncreas.

Para leer más