Publicado 09/12/2020 14:45CET

Científicos del CSIC reciben 6 millones de euros para estudiar la tuberculosis, las neuronas y los elementos pesados

Investigadores en un laboratorio
Investigadores en un laboratorio - FARMAINDUSTRIA - Archivo

MADRID, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) han recibido las ayudas 'Consolidator Grants' del Consejo Europeo de Investigación (ERC por sus siglas en inglés), para estudiar la tuberculosis, las neuronas y los elementos pesados.

Los investigadores que reciben las ayudas Son Iñaki Comas, del Instituto de Biomedicina de Valencia (IBV-CSIC), con un proyecto para optimizar el control global de la transmisión de la tuberculosis; Nuria Flames, del IBV-CSIC, que estudiará las normas que rigen la expresión génica neuronal; y Kathrin Wimmer, del Instituto de Estructura de la Materia (IEM-CSIC), con una iniciativa que tratará de revelar cómo se crearon los elementos pesados del universo. Cada uno de ellos recibirá dos millones de euros a lo largo de un periodo de cinco años.

Comas, investigador del CSIC en el Instituto de Biomedicina de Valencia (IBV-CSIC) lidera el proyecto 'Tb-Reconnect', centrado en mejorar el control global de la tuberculosis, la enfermedad infecciosa más letal a nivel mundial.

El proyecto está basado en una visión más estrecha de quién transmite la enfermedad, es decir, los casos sintomáticos activos de tuberculosis, así como pone el foco en los individuos asintomáticos, que serían también transmisores.

Para resolver la falta de datos sobre los diferentes casos y sus estados de infección, el equipo de Comas aunará tres desarrollos recientes sobre la tuberculosis. Por un lado, usará la transcriptómica de la sangre del huésped para discriminar el estado de la infección, por otro, cuantificará la transmisión con una resolución sin precedentes usando la secuenciación genómica, y, por último, se apoyará en modelos filogenéticos y epidemiológicos para identificar cuándo se ha producido la transmisión. El objetivo final es mejorar las estrategias de control de la enfermedad a nivel local y global.

Por su parte, Flames, del IBV-CSIC, coordina el proyecto 'Neurocode', que estudiará cómo ha evolucionado la expresión génica de las neuronas y cuáles son los procesos que la dirigen. Para ello, los científicos emplearán un organismo modelo, el nematodo 'C. elegans', con el que estudiarán los principios generales de la especificación neuronal, es decir, cómo adquieren las neuronas sus distintas funciones y contribuyen a que el cerebro lleve a cabo procesos complejos.

El objetivo es desvelar los principios que regulan la especificación neuronal y la evolución de los distintos tipos celulares en el sistema nervioso, temas fundamentales para el entendimiento del desarrollo y de las funciones cerebrales.

Asimismo, Wimmer, del Instituto de Estructura de la Materia (IEM-CSIC), coordina el proyecto 'Lisa', cuyo objetivo es medir la colectividad de los núcleos atómicos raros empleando detectores innovadores y espectroscopía de rayos gamma de alta resolución.

Los núcleos atómicos son sistemas cuánticos únicos, integrados por dos tipos de partículas, los protones y neutrones, que interactúan a través de la fuerte influencia que ejercen entre sus movimientos. Esta interacción cambia la estructura del núcleo dependiendo de la relación entre el protón hacia el neutrón y la ruptura espontánea de la simetría, la cual puede deformarlo de forma repentina.

Para leer más

Lo más leído

  1. 1

    Ciudadanos pregunta al Gobierno sobre las trabas burocráticas que ralentizan el desarrollo de 'Aplidin'

  2. 2

    Pfizer aumentará el suministro el 15 de febrero tras retomar el envío de vacunas comprometidas con la UE

  3. 3

    La vacuna española contra la Covid-19 podría empezar en primavera los ensayos clínicos con unos 112 voluntarios

  4. 4

    Sanidad notifica 40.285 nuevos casos y 492 muertes por COVID-19, mientras la incidencia alcanza 899

  5. 5

    Bruselas insta a AstraZeneca a enviar dosis desde Reino Unido si tiene problemas en una fábrica de la UE