China.- China vacunará a casi 100 millones de niños contra el sarampión en una de las mayores campañas de salud pública

Actualizado 01/09/2010 19:53:32 CET

MADRID, 1 Sep. (EUROPA PRESS) -

Casi 100 millones de niños en toda China serán vacunados contra el sarampión entre el 11 y el 20 de septiembre en una de las mayores campañas de salud pública realizadas a nivel mundial hasta la fecha. La campaña protegerá a millones de niños contra esta enfermedad y acercará más a China al objetivo de eliminar el sarampión en 2012, de acuerdo con el objetivo fijado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

"China es un país prioritario en la lucha global contra el sarampión, y elogiamos al Gobierno chino por su liderazgo en esta tarea para salvar vidas", señaló el representante en China de la OMS, Michael O'Leary.

En 2009, más de 52.000 personas en China contrajeron el sarampión, lo que supuso el 86 por ciento de los casos de sarampión en la región del Pacífico Occidental de la OMS. El sarampión es una enfermedad vírica altamente contagiosa que afecta tanto a niños como a jóvenes.

Aunque la mayor parte se recupera, algunos pueden sufrir complicaciones graves como ceguera, encefalitis, diarrea grave, neumonía e infecciones de oído. Es una de las causas principales de muerte evitable y discapacidad entre los niños en los países en vías de desarrollo.

La forma más eficaz para impedir la enfermedad es mediante la vacunación. Actualmente, China ofrece dos dosis de la vacuna contra el sarampión como parte de su rutina de inmunización. La gran experiencia de otros países muestra que las campañas bien realizadas pueden asegurar que cada niño, especialmente a quienes no se llega mediante el programa rutinario, recibe la vacuna.

"Sin embargo, algunas personas que viven en zonas remotas y grandes ciudades, así como la mayor parte de la población migrante, puede tener un acceso menor a las vacunas que otros segmentos de la población. Además, un pequeños porcentaje de los niños que hayan sido vacunados podría no haber desarrollado la inmunidad a la enfermedad", añadió.

La vacuna contra el sarampión es segura y altamente efectiva pero, como con la mayoría de vacunas, algunos niños pueden tener fiebre o algún tipo de reacción en los días posteriores, lo que significa que la vacuna está trabajando para proteger al niño, indica el comunicado de la OMS, que tranquiliza respecto a la repetición de la vacuna. "El sistema inmunitario puede afrontar con facilidad vacunaciones múltiples y repetidas", subrayó O'Leary.

Vacunar a cada niño, incluso a los que ya han sido vacunados en el pasado, es esencial para detener el virus con una valla de inmunidad en la población. Utilizar esta estrategia, desarrollada por la OMS, ha capacitado a los países de América Central y del Sur para eliminar el sarampión. La OMS ha colaborado con el Ministerio chino de Sanidad para dar apoyo técnico, mientras que el país asiático ha compartido las experiencias de las naciones latinoamericanas para asegurar que la campaña se realiza mediante los estándares internacionales.