El cerebro procesa las palabras concretas y las abstractas de manera diferente

Publicado 01/03/2019 14:53:19CET
PIXABAY - Archivo

MADRID, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un estudio de la Universidad de Padova (Italia) ha revelado que el cerebro procesa las palabras concretas y las abstractas de manera diferente. En una revisión publicada en la revista 'Journal of Neurophysiology', la investigadora Maria Montefinese ha explorado las diferentes áreas del cerebro que procesan el significado de este tipo de conceptos.

Las palabras que componen el lenguaje se pueden dividir en dos categorías: concreto y abstracto. Las palabras concretas se refieren a cosas que existen en la realidad (animales, libros o comida) y que se experimentan a través de los cinco sentidos. Las palabras abstractas (amor o miedo) tienden a tener más carga emocional, no experimentadas a través de los sentidos y definidas a través de otras palabras asociadas en lugar de características físicas.

"Aunque está claro que diferentes áreas del cerebro están involucradas en el procesamiento semántico de palabras abstractas y concretas, todavía es un tema de debate qué áreas del cerebro codifican los diferentes tipos de información que subyacen en el significado de las palabras abstractas y concretas", explica una de las autoras del estudio, Maria Montefinese.

Los investigadores analizaron tres estudios que identificaron y observaron regiones específicas del cerebro que organizan conceptos abstractos y concretos. A los voluntarios en todos los estudios se les asignaron tareas relacionadas con el lenguaje mientras se sometían a pruebas de imagen del cerebro.

Un grupo de nativos de inglés completó dos tareas con un conjunto de 40 palabras concretas. La primera tarea instruyó a los voluntarios para que respondieran preguntas sobre los aspectos visuales de las palabras como '¿es redondo?'. La segunda requería que respondieran preguntas sobre las características generales y más abstractas de las palabras, como '¿está viviendo?'.

Así, demostraron que la corteza perirrinal, un área del cerebro asociada con la memoria y el reconocimiento, procesaba la información de ambas tareas. Sin embargo, la corteza parahipocampal, una región del cerebro asociada con la formación de la memoria, solo respondió a las segundas tareas relacionadas con preguntas no visuales.

En un estudio separado, se pidió a nativos de chino que juzgaran la familiaridad de una serie de palabras. Las palabras representan más de 300 conceptos abstractos. Los resultados mostraron que una red de varias regiones del cerebro, incluyendo el giro frontal inferior (asociada con el procesamiento del lenguaje) y el giro temporal medio (involucrada con la recuperación del significado de la palabra), trabajaron juntas para organizar la información abstracta.

En un tercer estudio, se pidió a un grupo de hablantes nativos de italiano que decidieran si las cadenas de letras formaban palabras reales. La mitad de las palabras que se dieron fueron palabras concretas o abstractas y la otra mitad fueron palabras inventadas. Los resultados mostraron que el giro frontal inferior izquierdo es clave para diferenciar entre palabras abstractas y concretas.

"Juntos, estos estudios arrojan nueva luz sobre cómo se representan los conceptos abstractos y concretos en el cerebro a través de diferentes idiomas. Esta investigación ayuda a identificar una red semántica lateralizada hacia la izquierda que promueve una mejor comprensión de la estructura del significado de las palabras en el cerebro", concluye Montefinese.