Las células deben mantener sus proporciones para reproducirse con éxito

CÉLULAS DE LEVADURA DE S. JAPONICUS
SNEZHKA OLIFERENKO
Publicado 21/01/2019 13:10:05CET

   MADRID, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Una investigación llevada a cabo por expertos del Instituto Francis Crick y el King's College de Londres (Reino Unido), y que ha sido publicada en la revista 'Nature Communications', ha evidenciado que las células deben mantener sus proporciones para reproducirse con éxito.

   En concreto, el trabajo ha revelado una base biológica fundamental para el escalado, donde las células mantienen sus proporciones a medida que crecen o se encogen. Este principio se ve a lo largo de la vida, desde células individuales hasta organismos complejos, ya que sus orígenes biológicos "siguen siendo un misterio".

   Al estudiar las células de levadura de las especies relacionadas de 'S. japonicus' y 'S. pombe', el equipo descubrió que el escalamiento desempeña un papel vital en la división celular y que, por tanto, para reproducirse exitosamente a través de la división celular, las células de levadura de fisión necesitan copiar su ADN y dividirse en el medio para crear dos nuevas células.

   Las células de levadura de fisión suelen tener forma de píldora y las puntas envían señales moleculares que se encuentran en el medio. La evidencia más reciente ha demostrado que si la celda es demasiado redonda y los extremos no están lo suficientemente separados, las señales se confunden y la celda no puede decir dónde está el medio.

   Así, cuando una célula redondeada se divide, se separa del centro, lo que puede rasgar el ADN y matar la célula o dejar dos copias del ADN en una célula y ninguna en la otra. "Si una división deja dos copias de ADN en una célula, la que no tiene ADN morirá y la que tiene dos copias probablemente tendrá problemas la próxima vez que se divida, lo que en las células humanas puede conducir al cáncer", han explicado los científicos.

   Para evitar esto, prosiguen, es vital que la división ocurra en el lugar correcto. "Descubrimos que la forma de una célula determina dónde se dividirá, destacando la función crucial de escalar a nivel celular. Esto ayuda a responder la pregunta evolutiva fundamental de por qué y cómo los organismos desarrollarían la capacidad de escalar cuando cambia su tamaño", han añadido.

   Cuando las células de levadura se editan genéticamente o se alimentan con una dieta restringida, se reducen para conservar los nutrientes cuando se dividen. En este sentido, los investigadores han observado que 'S. japonicus' se basa en un gen llamado 'rga4' para regular el crecimiento, por lo que la célula mantiene su forma cuando se contrae. "Las células simplemente se dividieron en células más delgadas de la misma forma, que podían vivir y multiplicarse de la manera normal", han argumentado.

   Además, los expertos han observado que cuando deshabilitaban el gen 'rga4', las células perdían su capacidad de escalar, por lo que crecían demasiado "gordas" y se dividían fuera del centro. Sin embargo, cuando estas células modificadas genéticamente se cultivaron en un canal estrecho para mantenerlas delgadas, se dividieron de manera normal.

   "Siempre que la relación de aspecto de la longitud a la anchura sea correcta, 'S. japonicus' puede dividirse con precisión en el medio y seguir creciendo. Es un organismo hermoso para estudiar, ya que nos permite probar principios biológicos fundamentales y obtener resultados claros y elegantes. Al estudiar las similitudes y diferencias entre 'S. japonicus' y especies hermanas como 'S. pombe', podemos obtener información sobre los procesos que son fundamentales para la vida misma", han zanjado.