Publicado 05/10/2020 18:12CET

Las células cancerosas utilizan trucos de las células nerviosas para propagarse entre los órganos

Pulmón de ratón con metástasis (verde) formado por células cancerosas que se diseminan desde un tumor de mama primario.
Pulmón de ratón con metástasis (verde) formado por células cancerosas que se diseminan desde un tumor de mama primario. - UNIVERSIDAD ROCKEFELLER

MADRID, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las células cancerosas utilizan trucos de las células nerviosas para propagarse entre los órganos, según han observado investigadores de la Universidad Rockefeller (Estados Unidos) en un estudio publicado en la revista 'Nature'.

En concreto, los expertos han descubierto que los tumores de mama y pulmón pueden apropiarse de una vía de señalización utilizada por las neuronas para hacer metástasis. De hecho, describen cómo estas células cancerosas reclutan los vasos sanguíneos cercanos para obtener acceso a esta señal nerviosa, lo que en última instancia les permite escapar del tumor primario y llegar al torrente sanguíneo.

El ejemplo clásico de las tácticas piratas de un tumor es su capacidad para atraer vasos sanguíneos cercanos y conectarse al suministro central de oxígeno y nutrientes del cuerpo. Hace años, los científicos del laboratorio de Sohail Tavazoie observaron que los tumores que finalmente hacen metástasis tienden a reclutar más vasos que los que no lo hacen, lo que aumenta la sospecha de que la vasculatura infiltrada no solo ayuda a los tumores a sobrevivir y crecer, sino que también podría estar participando en el proceso menos comprendido por el cual algunas células cancerosas son capaces de abandonar su sitio de origen y sembrar nuevos tumores en otras partes del cuerpo.

En concreto, los expertos se propusieron buscar una señal mediante una combinación de enfoques genéticos, moleculares y bioquímicos sofisticados, incluida una forma modificada de TRAP, una tecnología desarrollada en el laboratorio de Nathaniel Heinz que permite identificar diferencias sutiles entre células similares y las proteínas que producen. Finalmente, identificaron la señal como Slit2, una proteína que normalmente producen las neuronas. Además, pudieron explicar cómo las células cancerosas lo consiguen.

Cuando apareció por primera vez en la búsqueda, Slit2 inmediatamente hizo sonar una campana. En el sistema nervioso, se sabe que esta molécula de señalización ayuda a guiar las extensiones de las células nerviosas a medida que viajan de una parte del cerebro a la otra. Por ejemplo, un trabajo anterior en el laboratorio de Cori Bargmann de Rockefeller ha revelado que regula la conectividad entre neuronas en gusanos.

Los investigadores encontraron que las células de cáncer de mama y de pulmón utilizan lo que Tavazoie llama "un mecanismo intrincado y elegante" para convencer a las células de los vasos sanguíneos de que produzcan y liberen Slit2, una dosis suficiente para ayudar a que las células cancerosas comiencen a migrar.

"Las células primero activan el ADN normalmente silenciado para producir ARN de doble hebra, que a su vez actúa como una señal para desencadenar su propio movimiento fuera del tumor primario y hacia la sangre, desde donde pueden extenderse a otros órganos", han dicho los expertos.

Slit2 y otras moléculas identificadas en esta vía podrían potencialmente servir como diagnóstico, por ejemplo, ayudando a los médicos a identificar a los pacientes cuyos cánceres han abandonado el tumor primario antes de que sea demasiado tarde para intervenir. "También existe la posibilidad de que la inhibición de estas vías pueda abrir la puerta a nuevos medicamentos contra el cáncer que frenan la metástasis", dice Tavora.

Contador