La célula de origen influye en la malignidad y la sensibilidad al fármaco de los tumores cerebrales

laboratorio
WIKIMEDIA COMMONS
Actualizado 06/02/2017 7:07:40 CET

MADRID, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los pacientes con glioblastoma tienen pronóstico muy pobre ya que no hay terapias eficaces, pero en un estudio publicado en 'Cell Reports', investigadores de la Universidad de Uppsala, en Suecia, han descubierto una correlación entre el tipo de células de las que se origina el tumor y el crecimiento y la sensibilidad al fármaco del tumor. Saber más sobre los mecanismos detrás de esta correlación podría ser importante para desarrollar fármacos más eficaces contra subgrupos de glioblastoma.

El glioblastoma es la forma más común de tumor cerebral primario en adultos y es esencialmente letal. En la actualidad, el desarrollo de terapias más eficaces se ve obstaculizado por el gran grado de heterogeneidad tumoral, tanto entre pacientes diferentes como en un solo tumor. La heterogeneidad entre los diferentes tumores se debe en parte al hecho de que el tumor puede originarse a partir de diferentes tipos de células cerebrales, de forma que la célula de origen del tumor puede ser una célula madre neural inmadura o una célula glial más diferenciada.

Para desarrollar mejores terapias para el glioblastoma, se necesita más conocimiento sobre cómo la célula de origen afecta a las características de las células cancerosas, pero estos estudios deben realizarse inicialmente en ratones, ya que no es posible identificar la célula de origen en el material del paciente. En este estudio, los investigadores utilizaron varios modelos de glioblastoma clínicamente relevantes en ratones y encontraron que los tumores que se originaron a partir de células madre neurales inmaduras se desarrollaron más rápidamente que los que se formaron a partir de células gliales más diferenciadas.

"Descubrimos que varias características importantes de las células cancerosas podían estar vinculadas a la célula de origen del tumor. Las células madre neurales inmaduras dieron lugar a glioblastomas que crecieron más rápido y fueron más malignos que los que se originaron a partir de células gliales. Los tumores procedentes de células madre neurales también contenían más células madre de glioblastoma, células que se cree que dan lugar a la recurrencia tumoral después de la terapia", describe el autor principal del trabajo, Lene Uhrbom, profesor titular del Departamento de Inmunología, Genética y Patología de la Universidad de Uppsala.

MEJOR CLASIFICACIÓN DE LOS PACIENTES E IDENTIFIACIÓN DE OBJETIVOS TERAPÉUTICOS

Para determinar cómo la célula de origen afectó a las características de las células de glioblastoma, los investigadores analizaron cómo la actividad de un gran número de genes difería entre los tumores con diferentes orígenes. De esta forma, estos científicos consiguieron identificar una "firma genética" de casi 200 genes.

"Cuando comparamos la actividad de la firma genética de las células de glioblastoma de alrededor de 60 pacientes, encontramos que un gran número de pacientes podrían dividirse en subgrupos que mostraban una correlación entre la actividad genética, las características de las células tumorales y la célula de origen similar a la que habíamos visto en el estudio de ratones, lo que indica que la célula de origen también tiene una influencia directa en las características de los tumores humanos", dice Uhrbom.

Una característica de las células tumorales en las que los investigadores estaban particularmente interesados era su sensibilidad a los fármacos contra el cáncer, y aquí también hallaron una vinculación con la célula de origen. Las células de glioblastoma de pacientes que podrían estar unidos por el análisis de la firma genética con un origen inmaduro generalmente mostraron una mayor sensibilidad a los fármacos contra el cáncer que las células de glioblastoma que estaban asociadas con una célula de origen más diferenciada.

"Mostramos que la célula de origen es importante para la malignidad y la sensibilidad a los fármacos de las células de glioblastoma y que los hallazgos también pueden aplicarse a células de glioblastoma de pacientes. Esperamos que la firma genética que identificamos pueda proporcionar la base para clasificar mejor a los pacientes de glioblastoma y para identificar nuevos objetivos para la terapia", concluye Uhrbom.