La calidad del esperma no se ve afectada por un curso de quimioterapia para el cáncer de testículo temprano

Espermatozoides
BOBJGALINDO/WIKIMEDIA COMMONS - Archivo
Publicado 25/02/2019 7:11:32CET

MADRID, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los hombres con cáncer testicular en etapa temprana pueden recibir de manera segura un ciclo de quimioterapia o radioterapia después de la cirugía sin que esto tenga un efecto a largo plazo en su conteo de espermatozoides, según los resultados de un estudio publicado este lunes en la revista 'Annals of Oncology'.

Aunque ya se sabe que varias rondas de quimioterapia o altas dosis de radioterapia administradas a hombres con cáncer testicular más avanzado pueden reducir el conteo y la concentración de espermatozoides, no está claro si un solo ciclo de quimioterapia o radioterapia tendría un efecto similar en hombres con enfermedad en estadio I.

La doctora Kristina Weibring, doctora en cáncer del Hospital Universitario Karolinska en Estocolmo, Suecia, quien dirigió el estudio, explica: "Queríamos examinar con más detalle si el tratamiento postoperatorio, dado para disminuir el riesgo de recurrencia después de la extirpación del testículo tumoral, afectaría al recuento de espermatozoides y la concentración de espermatozoides a largo plazo en pacientes con cáncer testicular sin propagación de la enfermedad. Por lo que sabemos, no se ha realizado ningún estudio de este tipo antes".

"Es importante descubrir esto, ya que se ha demostrado que el tratamiento con un ciclo de quimioterapia postoperatoria reduce sustancialmente el riesgo de recaída, lo que disminuye el número de pacientes que deben ser tratados con varios ciclos de quimioterapia", agrega. El cáncer de testículo es el cáncer más común en hombres jóvenes entre 15 y 40 años de edad. Cuando se diagnostica, a todos los pacientes se les extrae el testículo que contiene el tumor, un procedimiento quirúrgico llamado orquiectomía.

En este estudio, 182 hombres de entre 18 y 50 años, diagnosticados con cáncer testicular en estadio I y que se habían sometido a una orquiectomía en los últimos cinco años, participaron en el estudio entre 2001 y 2006. Fueron tratados en Estocolmo o en Lund. Tras la cirugía, recibieron radioterapia (14 fracciones de 1,8 Gy cada una, hasta una dosis total de 25 Gy) o un tratamiento de quimioterapia, o se les mantuvo bajo vigilancia, lo que significa que no hubo tratamiento postoperatorio.

Los participantes en este estudio proporcionaron muestras de semen después de la orquiectomía, pero antes del tratamiento adicional, y luego seis meses, un año, dos años, tres años y cinco años después. A partir de 2006, la radioterapia ya no se utilizó como tratamiento estándar en Suecia debido al riesgo de causar cáncer secundario.

"No encontramos ningún efecto perjudicial clínicamente significativo a largo plazo ni en el número total de espermatozoides ni en la concentración de espermatozoides, independientemente del tipo de tratamiento postoperatorio recibido", afirma la doctora Weibring.

RECUPERACIÓN DEL ESPERMA TRAS EL TRATAMIENTO POSTOPERATORIO

"Entre los hombres que recibieron radioterapia, hubo una clara disminución en el número y la concentración promedio de espermatozoides seis meses después del tratamiento, aunque no en los que recibieron quimioterapia. Sin embargo, el número y la concentración de espermatozoides se recuperaron en el grupo de radioterapia después de seis meses y siguieron aumentando en todos los grupos hasta cinco años después del tratamiento", detalla.

"Estoy muy emocionada de ver estos resultados, ya que no esperaba que el esperma se recuperara tan bien después del tratamiento postoperatorio. No esperaba un efecto tan negativo como si el paciente hubiera recibido muchos tratamientos de quimioterapia, ya que es mucho más tóxico, pero no estaba segura de cuánto afectaría a los espermatozoides con un solo curso", agrega.

Y continúa: "Con los resultados de este estudio, podemos brindar a los pacientes información más adecuada sobre los posibles efectos secundarios del tratamiento postoperatorio. Los pacientes con cáncer de testículo suelen ser hombres jóvenes que desean tener hijos en algún momento, y en muchos casos encontramos que los pacientes tienen miedo del riesgo potencial de infertilidad causado por el tratamiento quimioterapéutico. Estos hallazgos deberían proporcionarles cierta tranquilidad".

Un problema bien conocido para los hombres diagnosticados con cáncer testicular es una capacidad reducida para crear esperma. Una afección llamada síndrome de disgenesia testicular, caracterizada por una mala calidad del semen, entre otras cosas, puede desempeñar un papel en esto y también se asocia con un mayor riesgo de desarrollar cáncer testicular.

Además, la orquiectomía y el cáncer en sí también pueden afectar a la calidad del esperma. La extirpación de un testículo no afecta necesariamente el conteo y la concentración de espermatozoides de un hombre, ya que el testículo restante puede compensar.

Weibring concluye: "Nuestros resultados son prometedores, pero se necesitan más estudios, y aún recomendamos el almacenamiento de esperma antes de la orquiectomía, ya que algunos pacientes pueden tener un recuento bajo de espermatozoides en el momento del diagnóstico que persiste después del tratamiento postoperatorio. Además, el tipo del cáncer testicular y la necesidad o no de tratamientos adicionales son factores desconocidos antes de la orquiectomía. Pueden hacer falta medidas de reproducción asistida para estos pacientes independientemente de cualquier tratamiento administrado".

Contador

Para leer más